jueves, 30 de abril de 2009

NADA DÚAS VECES


á noitiña, entre lusco e fusco, ao solpor, ao estrelecer, ao empardecer, luscofusco, ao escurecer


Esta é Isadora a gata que vive en Ourense é unha gata de cidade un pouco "pija"



Este ano, como a cousa non cambie imos comer moitas peras


Zar o can máis feliz e rexoubeiro de todos


Nada sucede dúas veces
nin vai suceder, por iso
sen experiencia nacemos,
sen rutina morreremos.

Nesta escola do mundo
nin sendo malos alumnos
repetiremos un ano,
un inverno, un curso.

Non é o mesmo ningún día,
non hai dúas noites parecidas,
a mesma mirada nos ollos,
dous bicos que se repitan.

Dime por que, mala hora,

con medo inútil te enleas.
Es e por iso pasas.
Pasas, por iso es bela.

Medio abrazados, sorrintes,
buscaremos a cordura,
aínda sendo tan diferentes
cal dúas pingas de auga pura.


Son algúns versos dun poema de Wisława Szymborska


FELIZ FIN DE SEMANA A TODOS

3 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Dilaida,

Me encanta ese poema que nos presentas en tu espacio con la idea de que nada se puede repetir, aunque uno repita los cursos en la Enseñanza. Es que la vida es un acto único: todos lo días son diferentes, aunque nos parezcan iguales. Incluso las personas somos diferentes (¡Ojalá fuésemos mejores!) cada día.

Alegre, por expresivo y de buen comienzo, es el comentario que me has dejado en mi espacio.

¡Cómo no se te había ocurrido a ti pensar que los libros no se pueden prestar! Prestar libros es quedarse sin ellos. Es mejor regalarlos directamente. Es lo que hago yo. Así, por lo menos, a uno se lo agradecen.

Un beso y que sigas con ese buen día,

Antonio

Groucho dijo...

PRECIOSA LA POESIA Y MUY CIERTA, NI SIQUIERA UN BESO ES IGUAL DOS VECES...
UN PETONET.

Tere dijo...

Vuelvo como ayer a leer este poema,ayer porque me gustó y hoy porque quería comprobar que era el mismo que ha leído el lehendakari al tomar posesión de su cargo.No lo conocía y ¡ya ves! gracias a tí llegó a mí y al día siguiente en las palabras del nuevo presidente del País Vasco,mira qué soy boba que no recuerdo en este momento su nombre,mis neuronas no son lo que eran.Por dos veces te escribí un correo personal aunque ¿para qué te voy a llenar de historias mías?.Es el aislamiento lo que me convierte en una pelma.Besos y gracias de nuevo por lo que me haces llegar por tu blog:arte,naturaleza,vida.