miércoles, 27 de enero de 2010

Homenaxe a Mariel Manrique


luns martes xoves
venres sábado



A estrela número 4:
Os Nenos



"Abandonada á furia das ondas e do monstruoso animal, Andrómeda non era só unha fermosa doncela encadeada, castigada polo pecado alleo. No fondo era unha nena espida, posuída polo medo e a necesidade de amor".

"illic inmeritam maternae pendere linguae
Andromedam poenas iniustus iusserat Ammon".( Metamorfose lib. IV (670-671)
"alí o inxusto Amón mandara a Andrómeda, que non o merecía, pagar o castigo que debía a súa nai, por falar demais"

¿Has visto a esta menor?

Viches a esta menor?



imaxes baixadas da internet


Miro tu foto pegada en la pared de la comisaría.
Miro a túa foto apegada na parede da comisaría.

Ya pasó tanto tiempo desde que te fuiste

Xa transcorreo tanto tempo dende que te fuches

que tu foto podría ser la de un fantasma.

que a túa foto podería ser a dunha pantasma.

Pero tus ojos verdes insisten en brillar

Pero os teus ollos verdes insisten en brillar

(¿cómo se puede brillar así desde un papel desfigurado?)

(como se pode brillar así desde un papel estragado?)

y tu sonrisa todavía se suelta y se abre como un piano.

e o teu sorriso aínda se solta e se abre coma un piano.

Una Unidad Funcional de Instrucción en lo Correccional

Unha Unidade Funcional de Instrución no Correccional

te buscó y se cansó de buscarte.

buscoute e cansouse de buscarte.

Dónde estás, Jacqueline?

Onde estás, Jacqueline?

Tenías el pelo negro sujeto en dos colitas

Tiñas o pelo negro suxeito en dúas coletas

y al borde de la foto, el cuello de una camisa a cuadros.

e ao bordo da foto, o colo dunha camisa a cadros.

Tenías solamente siete años y no sé

Tiñas só sete anos e non sei

si los tuviste para siempre o los sobrepasaste.

se os tiveches para sempre ou os superaches.

Podrías no estar. O estar en cualquier parte.

Poida que xa non esteas. Ou esteas en xalundes.

Te convertiste en una aguja que penetra hasta el hueso.

Convertícheste nunha agulla que penetra até o óso.

En una serie de intuiciones y pistas desconectadas.

Nunha serie de intuicións e pistas desconectadas.

En un signo de interrogación que sabe a hiel.

Nun signo de interrogación con sabor ao fel

¿Quién te mordió, te cuidó, te desgarró, te preparó la cama?

Quen te trabou, te coidou, te esgazou, che preparou a cama?

¿Quién se apropió de vos y te condujo

Quen se apropiou de ti e te conduciu

a la república enloquecedora de la nada?

á república enlouquecedora de ningures?

¿Quiénes son? ¿Quién es? ¿Quien fue?

Quen son? Quen é? Quen foi?

¿Quién te tapó la boca y se llevó tu cara?

Quen che tapou a boca e levou a túa cara?

Tu felicidad no miente en esa foto. Dudo que te maltrataran.

A túa felicidade non mente nesa foto. Dubido que te maltratasen.

Si hubieras necesitado irte,

Se tiveses necesidade de irte,

también hubieras necesitado regresar.

tamén terías necesidade de retornar.

Pero la única evidencia es que no volviste.

Pero a única certeza é que non volviches.

¿Dónde estás Jacqueline?

Onde estás Jacqueline?

¿Qué fosa en este mundo puede ser tan honda?

Que foxo neste mundo pode ser tan fondo?

¿Cómo será esperarte cada día?

Como será esperarte día tras día?

¿Cómo será gritar y que ni el eco responda?

Como será berrar e que nin o eco responda?














11 comentarios:

Eastriver dijo...

Dilaida, qué poco te conozco todavía y qué enorme sensibilidad demuestras con esos pequeños gestos, esos fragmentos de las Metamorfosis, nuestros blogs para recordar el calendario y las fotos de los niños que podrían ser Jacqueline. Cómo nos gustó el poema de Jacqueline, cómo entendimos la emoción ante el misterio, ante el no saber, y la poetización de ese pensamiento fugaz que podemos tener todos cuando vemos una fotografía de ese tipo.

Y cómo suena de bien la poesía de Mariel en gallego. Me he acordado de los Seis poemas galegos de Federico, auspiciados por Guerra de Cal, que dicen que fue coautor, y por Blanco Amor. La gente de sensibilidad ha sabido acercarse generosamente a vuestra cultura.

Un gran abrazo Dilaida, que mañana me toca a mí.

Isabel Martínez dijo...

Me encantó la entrada, Dilaida.
Ramón expresa muy bien la sensación que me ha producido.

El gallego es una lengua musical, donde la poesía se eleva como un canto o como un lamento.

El poema traducido, de los que más me gustan del libro, ya lo comentamos en los preparativos. Supongo que tu traducción será impecable, pero me faltan elementos de juicio al no saber galego.

Bicos.

Mercedes dijo...

Linda entrada, el homenaje a Mariel y el poema a los niños desaparecidos, que me ha estremecido. Muy bonito por tu parte acordarte de ellos.
Besos.

Yaiza Martínez dijo...

Todo este esfuerzo que hacéis me parece precioso, muchísimas gracias por vuestro collage de Manrique. Es la primera vez que leo a un autor por ojos de otros. Y me gusta, el efecto es multiplicador. Que detalle poner los versos en gallego. Gracias de nuevo. Un abrazo grande, Yaiza

mariajesusparadela dijo...

Dilaida: ese "ningures" chegoume á alma (ainda lle pega o i epentético: á ialma,á ialma) ¡ non hai en castelán forma mellor de dicilo!, non existe. Es un xenio.

Evidentemente, era cantado que aparecería a túa especialidade, e tamén iso me fixo feliz...(estaste mostrando no teu esplendor). Gracias.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Andrómeda abre su boca y comienza a hablar. Es un niño (no es casual esta estrella) que suelta fascinado sus primeras palabras, en una lengua que hasta hoy ignoraba y que lo dota de nuevos sentidos. Una nueva música sintáctica.

Andrómeda comienza a ser reescrita, por tu mano, por las palabras que tu corazón dicta a tu cabeza. Tu instinto desplaza a Andrómeda a otro territorio de reverberaciones, de círculos concéntricos, de ecos y chispas nacidas del roce de palabras.

"Dilaida", dice Andrómeda, "me está enseñando a hablar, me está dando otra voz. No podría elegir entre mis voces, porque ahora ya no tengo solo una, ahora ya no sé con cuál quedarme".

Leo el nuevo poema en voz alta, demorándome en cada línea. Repitiéndola, que es una forma de decir. Porque nunca se dice lo mismo, aun cuando uno vuelva a leer en silencio.

La traducción recoge, interpreta, ausculta los temblores y las exigencias. Camina simultáneamente por dos patrias, en delicadísimo equilibrio.

Gracias por este nuevo poema, Dilaida, bordado con mano exquisita.

No es una traducción. No hay mecánica, no hay estrategia. Es una recreación salida de la mano de alguien que sintió y supo lo que latía en el silencio, intuyó lo que no estaba dicho, hizo suyo el hueco y la aguja y el hueso.

Gracias por este alumbramiento. Por esas imágenes certeras. Por esa estrella azul. Que ya no pertenece a los niños, que me mira y parpadea diciendo "os nenos".

Un abrazo inmenso.

Mariel

AROBOS dijo...

Estupendo poema. No hablo el gallego, aunque por su proximidad con el castellano, lo entiendo casi totalmente; algún matiz me pasará desapercibido. El poema es hermoso en castellano y hermosísimo en gallego. ¿Y quieren relegar esa lengua a un segundo plano...? C'est incroyable.

Isabel Romana dijo...

Hermosamente doloroso este poeta dedicado a Jacqueline. Me identifico con ese modo de hacer poesía de Mariel. Estoy disfrutando mucho esta semana... Besos.

Dilaida dijo...

No tengo por costumbre contestar en mi blog, normalmente voy a los vuestros para hacerlo, pero hoy romperemos la norma.

Ramón Eastriver muchas gracias y si tienes razón, la poesía de Mariel suena muy bien en gallego, pero es que en gallego suena todo bien y no entiendo como puede haber gallegos que renieguen de su lengua. Porque como tu bien dices, a la gente sensible le encanta mi lengua.

Isabel muchas gracias, ya sabes si te animas, a mi me encanta dar clases de gallego.

Mercedes me alegro mucho que te guste, gracias por los halagos. A esos niños hay que recordarlos siempre y no dejar de buscarlos nunca.

Yaiza gracias por venir a comentar y me alegro que te guste.

María Jesús asique gustouche "ningures"a min tamén e dende o principio tiña que haberme vido a inspiración, pero tardou un pouco.

Mariel me has dejado un comentario muy hermoso, gracias. Tenía temor que no te gustase mi traducción al gallego, estaba preocupada por si no lo había enfocado como era debido. Gracias por haber escrito La constelación de Andrómeda.

Arobos me alegro que te guste y muchas gracias por dejar comentario.

Isabel Romana, tú disfrutas con la Semana de Mariel y gracias a ti yo estoy disfrutando mucho con Dido

Susana dijo...

He leído varias veces tu entrada (para empezar, créeme, me parece una maravilla), pero esta madrugada he hecho el experimento de leer el poema completo en gallego. Qué delicia, Dilaida! Te lo han dicho todo ya, y tan bien dicho! pero quería estar en ese coro de admiradores por la idea y también por la ejecución. Suena bellísima, como nacida para ser cantada...

Un abrazo, compañera semánica...

Dilaida dijo...

Gracias Susana, me alegro que te guste la poesia de Mariel en gallego. El gallego es una lengua nacida para la lírica; bueno que voy a decir yo de mi propia lengua.
Gracias por comentar; yo leeré tu entrada el domingo por la noche (los fines de semana no estoy).