miércoles, 17 de febrero de 2010

Eu prosigo soñando


Khalil e Morocho

Arbusto con flor

Xacinto (o primeiro en chegar este ano)

Romeu (sempre ten flor)

Din que non falan as plantas, nin as fontes, nin os paxaros,


nin a onda cos seus rumores, nin co seu brillo os astros,



dino, pero non é certo, pois sempre cando eu paso,



de min murmuran e exclaman:



-Aí vai a tola soñando



coa eterna primavera da vida e dos campos,



e xa ben pronto, ben pronto, terá os cabelos canos,



e ve tremendo, atericida, que cobre a xeada o prado.



-Hai canas na miña cabeza, hai nos prados xeada,



mais eu prosigo soñando, pobre, incurable somnámbula,



coa eterna primavera da vida que se apaga



e a perenne frescura dos campos e as almas,



aínda que os uns esgótanse e aínda que as outras se abrasan.



Astros e fontes e flores, non murmuredes dos meus soños,



sen eles, como admirarvos nin como vivir sen eles?


A orillas del Sar, Rosalía de Castro



Versión en castelán (orixinal)

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros

ni la onda con sus rumores, ni con su brillo los astros.

Lo dicen; pero no es cierto, pues siempre, cuando yo paso,

de mí murmuran y exclaman:

-Ahí va la loca, soñando

con la eterna primavera de la vida y de los campos,

y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,

y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

-Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha;

mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,

con la eterna primavera de la vida que se apaga

y la perenne frescura de los campos y las almas,

aunque los unos se agotan, y aunque las otras se abrasan.

¡Astros y fuentes y flores!, no murmuréis de mis sueños;

Sin ellos, ¿cómo admiraros, ni cómo vivir sin ellos?

Rosalía de Castro, A orillas del Sar


16 comentarios:

Mercedes dijo...

Qué bonito poema de Rosalía nos has traído, y que maravillosas fotografías.
Gracias por recordarnos con este poema tan acertado a la gran poetisa.
Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Que digan o que queiran, Dilaida, nós imos seguir coa nosa teima, falando con plantas e animais coma se fosen xente...e que xente non se volvan, que son ben mellores que a maioría dela.

RGAlmazán dijo...

Bello poema, como los de Rosalía. Y sí, las plantas escuchan y hablan.

Salud y República

Suso dijo...

La naturaleza es la que más habla, a gritos, lo malo es que no la escuchamos..

Hermoso poema, para los que saben escuchar.

Un abrazo

Txema dijo...

Ya se sabe que hay personas, porque dudo de que en realidad existan, que son incapaces de sentir el canto de un pajaro, de hablrar con una planta. Allá ellos.

Pero, por lo menos, les pido que no molesten.

Isabel Romana dijo...

Rosalía es una poetisa excepcional. Y lo digo en presente porque sus poemas no huelen a pasado porque son, como los grandes, atemporales. Siempre que leo algo de ella, recuerdo la iglesia de Portabales (espero haberlo escrito bien). Besos, querida amiga.

Isabel Martínez dijo...

Me mataste del gusto. Rosalía y ese poema en concreto.
Suprema belleza. Suprema verdad.

(Esta mañana contemplaba las primeras flores tímidas, las valientes que han dado la cara a pesar del frío. Me encanta este tiempo y me pongo muy tontica con las plantas).

Ramon.Eastriver dijo...

Rosalía era una mujer con una sensibilidad extraordinaria, muy densa, muy aprovechada, muy incendiada también. Lo primero que leí de Rosalía era un poema a su hijo, creo, en que comparaba los barrotes de la cuna con los barrotes de la vida, de la cárcel... Este poema es también maravilloso. Y tiene razón, la naturaleza nos habla, pero no sólo nos habla según Rosalía: también nos mira y nos dice que estamos locos porque somos pura emoción. Grandísima Rosalía. Y gracias por la idea, mañana les leeré a los de bachillerato este maravilloso poema. No te creas, les recito en gallego las cantigas, tengo un morro que me lo piso porque seguro que lo hago fatal pero yo me las doy. Hay que vender el pescado, hija, que si no se nos comen, jeje. Un abrazo.

AROBOS dijo...

Si yo hubiera vivido en su tiempo, ella hubiera sido mi amor platónico. Amo a Rosalía tiernamente. Me encanta su poesía. Ella y Antonio Machado son mis poetas.

Dilaida dijo...

Gracias a todos por venir y comentar.

Mercedes me alegro que te gusten las fotografías, soy muy mala haciendo fotos pero me encanta hacerlas y sigo insistiendo.

Totalmente de acordo, María Jesús, cando digo que os meus animais me contestan cando falo con eles, eu estou convencida diso e se alguén pensa que estou tola...estareino, bendita tolería.

Rafa me alegro que te guste este poema de Rosalía.
A mis plantas les encanta escuchar música y no creas que cualquier música, también tienen buen gusto.

Suso, claro que la naturaleza nos habla y nos escucha cuando le hablamos, pero en estos tiempos la mayoría prefiere ver la tele.

Txema, hay mucha gente que no valora el canto de un pájaro o el murmullo que producen las hojas de un árbol cuando las acaricia el viento, porque no saben lo que es, son gente de ciudad que nacieron y crecieron con ruido y no saben lo que se pierden.

Isabel Romana, tienes razón Rosalía es, porque su obra es atemporal. Me imagino que te refieres al poema Campanas de Bastabales, de Cantares gallegos.

Isabel Martínez me alegro muchísimo que te guste el poema, ya tenemos una cosa en común (seguro que muchas más).
Es increíble pero aquí llevamos un invierno muy frío, este fin de semana había temperaturas bajo cero y sin embargo ayer descubrí en mi jardín ese jacinto, el pobrecillo, se quedó enano con el frío y el arbusto está lleno de capullos. La naturaleza es increíble.

Ramón, no veo yo porque dices que lo haces fatal cuando recitas las cantigas galaico-portuguesas, todo es cuestión de práctica. Seguro que si les recitas alguna de Maldicir se van a aficionar, ya sabes que a los chavales (bueno a mi también) las picantonas les gustan más.

Dilaida dijo...

Arobos si te gusta Rosalía estoy dispuesta a traducirte su mejores poemas. Para mi, los mejores, son las que se encuentran en Cantares gallegos y Follas novas, sobre todo en este último.

Aldabra dijo...

bello poema, un canto a la naturaleza.

Ciberculturalia dijo...

Preciosa la poesía de Rosalía y estupendas fotos.
Un beso

Felipe dijo...

Maravillosa Rosalía

"En los ecos del órgano, o en el rumor del viento,
en el fulgor de un astro o en la gota de lluvia,
te adivinaba en todo, y en todo te buscaba,
sin encontrarte nunca.
Quizás después te ha hallado, te ha hallado y ha perdido
otra vez de la vida en la batalla ruda,
ya que sigue buscándote y te adivina en todo,
sin encontrarte nunca.
Pero sabe que existes y no eres vano sueño,
hermosura sin nombre, pero perfecta y única.
Por eso vive triste, porque te busca siempre,
sin encontrarte nunca.



bicos

Dilaida dijo...

Gracias Carmen por venir a mi blog, las fotos no son buenas pero yo soy muy mala, aunque insisto.

Felipe, ya veo que a ti también te gusta Rosalía, ahí va la continuación:
Yo no sé lo que busco eternamente
en la tierra, en el aire y en el cielo;
yo no sé lo que busco, pero es algo
que perdí no sé cuándo y que no encuentro,
aun cuando sueñe que invisible habita
en todo cuanto toco y cuanto veo.

Felicidad, no he volver a hallarte
en la tierra, en el aire ni en el cielo,
¡aun cuando sé que existes
y no eres vano sueño!

paideleo dijo...

Se non soñamos,que nos queda ?.