miércoles, 7 de abril de 2010

O Nabo


O nabo


Grelos


Nabos coa flor (Nabiña)


Detalle flor do nabo




Belo!... tan belo cando todos antes

a carón del viñan, con lascivo ollar,


das súas follas tenrísimas e verdeantes


o inmaculado frescor buscar.



Tan belo!... cando antes todo parecía


un concerto espléndido de verdor,


agora un campo cheo de harmonía


repleto de amarelos, coa nabiña en flor



Que lonxe quedan as nabizas!


Despois foi tempo de grelar ,


grelos tenros e saborosos


que todos puidemos degustar.



Ai!
Onde terá o nabo o seu corazón?

A nabiza, o grelo e a nabiña,


só a súa fermosa cuncha exterior


agochado baixo terra está o escultor.



Versión en castelán


¡Bello!... tan bello cuando todos antes


a su lado venían, con lasciva mirada
,

de sus hojas tiernísimas y verdeantes


el inmaculado frescor buscar.



Tan bello!... cuando antes todo parecía


un concierto espléndido de verdor,


ahora un campo lleno de armonía


repleto de amarillos, con la nabina en flor



¡Qué lejos quedan las nabizas!...

Después fue tiempo de brotar ,


"grelos" tiernos y sabrosos


que todos pudimos degustar.



¡Ay! ¿Dónde tendrá el nabo el corazón?

La nabiza, el grelo y la nabina


sólo son su hermoso caparazón exterior


escondido bajo tierra está el escultor

12 comentarios:

Mercedes dijo...

Qué hermoso canto a este tubérculo. Tu poema es la prueba de que cualquier cosa puede ser bella ante una mirada sensible.
Un abrazo.

Ramon.Eastriver dijo...

Me has dejado sin palabras. ¿De quién es este poema? Es maravilloso. Siempre me ha maravillado esa capacidad de poetizar lo más chico. Recuerdo que también quedé estupefacto cuando leí las odas a la cebolla o al calcetín de Neruda. De entre todos los versos me quedo con el de "Ai! Onde terá o nabo o seu corazón?", porque lo tiene, eso nadie lo pone en duda. Como todas las cosas también las más pequeñas tienen corazón.

Txema dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Txema dijo...

Fértiles son algunas mentes. Tanto como la tierra que nos da sus frutos.

bicos

mariajesusparadela dijo...

E non é de Lugo...Pois sí que é bo.
(lástima que non o coman os cabalos).
Estás ben poética ultimamente. Supoño que é a primavera que fai sair o mellor de ti.

Txema dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AROBOS dijo...

Este poema a algo tan cotidiano es más difícil de construir que aquellos otros que tocan temas trascendentes. Muy bueno.

Isabel Romana dijo...

Buena pregunta, dónde tendrá el nabo el corazón. Me encantan estas incursiones tuyas en la poesía, son tan deliciosas como un buen caldo de grelos... Besos.

Ciberculturalia dijo...

Además de disfrutar con el poema encima aprendo un montón de cosas de la vida rural y como señala Rafa, yo tampoco sabía que los grelos (que me encantan) eran las hojas de los nabos.

Un beso

Isabel Martínez dijo...

Un poema delicioso, de esos que se dedican a las "pequeñas cosas", esas que canta Serrat con maestría y tú versificas con una elegancia y una ironía que me vencen.

Nabos, grelos y nabinas.
Nabos con corazón que se diluye en el cocido.
Grelos para el pote.
Y las nabinas, ni idea (estoy a medias del curso de hortelana).

Me encantó, Dilaida, no sabes cuánto. Disfruto de esta poesía tuya apegada a la tierra, del lirismo de lo sencillo, lo esencial en definitiva.

Bicos inmensos.

Dilaida dijo...

Mercedes tienes razón cualquier cosa puede ser bella, todas las cosas son bellas cuando las sabemos mirar.

Ramón, eso que se parece a un poema es mio ¿no se nota?. Claro que tiene corazón.

Gracias Txema.

Rafa me alegro de que mi entrada sirviese para algo. Efectivamente el grelo y la nabiza pertenecen al nabo. Las nabizas son las primeras hojas, después pasado el tiempo le salen brotes entre las hojas, los grelos, que serán los que terminarán floreciendo y más tarde darán la semilla para el año próximo.

María Jesús pois si que debe ser a primavera a que me volveu tan poética.

AroBos no sé si es difícil, simplemente me salió así, y prefiero no pararme a mirar su estructura, rima, etc, porque si me paro, al final la borro.

Isabel Romana ya me gustaría a mi que mi poesía fuese tan buena como un buen caldo de grelos.

Carmen me alegro que sirviese para algo.
A mi los grelos también me gustan mucho y en revuelto con jamón, están buenísimos.

Isabel la nabina es la flor y semilla del nabo.
Me alegro que te guste el intento de poesía. Soy incapaz de hacer dos versos seguidos como obligación, pero de vez en cuando en mi mente aparecen estas seudopoesias. Soy un poco rarilla

Aldabra dijo...

sempre me pareceu moi fermoso e digno de admiración que as personas (como é o teu caso hoxe) costrúan poemas ou textos loubando a natureza, ou un obxecto que non ten vida.