martes, 7 de junio de 2011

Hipocrene ou a Fonte do cabalo



Hipocrene (Ovidio, Metamorfose, Lib. V (250-268): É a fonte que fixo manar cun couce do seu pezuño, o fillo voador da Medusa, o cabalo Pegaso, no monte Helicón. De aí o seu nome "Fonte do cabalo"

Até daquela a Tritona (Minerva/Atenea) outorgara o don da súa compañía ao seu irmán (Perseo), o nado do ouro(Zeus metamorfoseou en choiva de ouro e conseguiu acceder á estancia de Dánae e deixala embarazada). A continuación rodéase ela dunha nube oca e abandona Serifos, deixando á dereita a Citnos e a Xíaros (illas do mar Exeo), e polo camiño que lle pareceu máis curto, por riba do mar, diríxese a Tebas e ao virxinal Helicón. Cando alcanzou este monte, detívose e falou así ás sabias irmás(as nove musas, fillas de Zeus e de Titánide Mnemósine): "Chegou aos meus oídos a fama dunha nova fonte, que o pezuño do voador fillo de Medusa (Pegaso) abriu no chan. Esa fonte é o motivo da miña viaxe. Quixen contemplar ese feito prodixioso. A el vino eu nacer do sangue da súa nai"(Minerva viu nacer a Pegaso porque ía con Perseo cando decapitou á Medusa). Responde Urenia: "Sexa cal for o motivo que te trae, divina, a visitar esta morada, é en todo caso moi grato ao noso corazón. Agora ben, esa fama é verídica; é Pegaso a orixe desta fonte". E conduciu a Palas até os sagrados líquidos. Ela, despois de admirar por longo tempo aquelas augas feitas a couces, percorre coa vista as espesuras das anellas selvas, polas covas e polas pradarías festonadas de flores innumerables; e chama felices, tanto polo lugar onde viven como polas ocupacións, ás fillas de Mneme(sinónimo de Mnemósine "a Memoria").



Versión latina

Hactenus aurigenae comitem Tritonia fratri 250

se dedit; inde cava circumdata nube Seriphon

deserit a dextra Cythno Gyaroque relictis,

quaque super pontum via visa brevissima, Thebas

virgineumque Helicona petit; quo monte potita

constitit et doctas sic est adfata sorores: 255

‘Fama novi fontis nostras pervenit ad aures,

dura Medusaei quem praepetis ungula rupit.

Is mihi causa viae; volui mirabile factum

cernere; vidi ipsum materno sanguine nasci.’

Excipit Uranie: ‘Quaecumque est causa videndi 260

has tibi, diva, domos, animo gratissima nostro est.

Vera tamen fama est: est Pegasus huius origo

fontis’ et ad latices deduxit Pallada sacros.

Quae mirata diu factas pedis ictibus undas

silvarum lucos circumspicit antiquarum 265

antraque et innumeris distinctas floribus herbas

felicesque vocat pariter studioque locoque

Mnemonidas;



Versión en Castelán



Hipocrene (Ovidio, Metamorfosis, Lib. V (250-268): Es la fuente que hizo manar con una coz de su pezuña, el hijo volador de la Medusa, el caballo Pegaso, en el monte Helicón. De ahí su nombre "Fuente del caballo"

Hasta entonces la Tritona (Minerva/Atenea) había otorgado el don de su compañía a su hermano (Perseo), el nacido del oro(Zeus se metamorfoseo en lluvia de oro y consiguió acceder a la estancia de Dánae y dejarla embarazada). A continuación se rodea ella de una nube hueca y abandona Serifos, dejando a la derecha a Citnos y a Xíaros (islas del mar Egeo), y por el camino que le pareció más corto, por encima del mar, se dirige a Tebas y al virginal Helicón. Cuando alcanzó este monte, se detuvo y habló así a las sabias hermanas (las nueve musas, hijas de Zeus y de Titánide Mnemósine): "Llegó a mis oídos la fama de una nueva fuente, que la pezuña del volador hijo de la Medusa (Pegaso) abrió en el suelo. Esa fuente es el motivo de mi viaje. Quise contemplar ese hecho prodigioso. A él, lo vi nacer de la sangre de su madre" (Minerva vio nacer a Pegaso porque iba con Perseo cuando este decapitó a la Medusa). Responde Urenia: "Sea cual sea el motivo que te trae, divina, a visitar esta morada, es en todo caso muy grato a nuestro corazón. Ahora bien, esa fama es verídica; es Pegaso el origen de esta fuente". Y condujo a Palas hasta los sagrados líquidos. Ella, después de admirar por largo tiempo aquellas aguas hechas a cozes, recorre con la vista las espesuras de las anejas selvas, por las cuevas y por las praderas festonadas de flores innumerables; y llama felices, tanto por el lugar donde viven como por las ocupaciones, a las hijas de Mneme (sinónimo de Mnemósine "la Memoria").

17 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Siempre que leo tus entradas me acuerdo de mi profe de latín allá por los tiempos del cuarto de bachiller (¡hala! ahora cualquiera puede calcular mi edad) que nos tenía mártires con Julio César y Tito Livio. Lo que da fé del nivel de estudios, dicho sea de paso. ¡Ah! y yo era de ciencias.
Salu2

RGAlmazán dijo...

La mitología es el mejor de los cuentos, con todos sus ingredientes y con su fantasía.
Una maravilla, debería ser una asignatura en los colegios.

Salud y República

Aldabra dijo...

¡que complicadas é reviradas son todas estas historias de deuses!

todo o día conspirando e conspirando.

¡e canta maxia teñen!

biquiños,

Isabel Martínez Barquero dijo...

Disfruto mucho leyéndote cuando sacas entradas sobre mitología, porque, aparte de refrescar la memoria, aprendo nuevos datos que se me habían escapado en su momento.
Una entrada preciosa.
Ojalá en la actualidad pudieran surgir fuentes de agua clara de las coces de un caballo.
Bicos, estimada Dilaida.

felicitat dijo...

Hola Dilaida,
Hermosas historias! Aunque he de decir verdad si no quiero que Pegaso me de una coz...jajaja. He interpretado lo que he podido en galego, porque hoy, en esta entrada que se parece a la de Aro en el concurso de Paradela, no entiendo ni papa!!!, cero de latín y ese abecedario moderno no lo entiendo ni con lupa. De todas formas veo flores bellas por los campos y un par de enamorados que fluyen como el agua salida de la coz. Besos, me ha encantado.

felicitat dijo...

Con las prisas, que para nada son buenas, decirte que tienes unas fotos estupendas en el blog, preciosas. Besos.

Felipe dijo...

Me encantan estas entradas que haces sobre mitología.

Bicos

Anna Jorba Ricart dijo...

....volui mirabile factum cernere...
impactada me has dejado a mi con esta entrada tan erudita...
Recibe mis saludos.

Concha López Fernández dijo...

Ler estas historias é coma fundirse na maxia dunhas vidas que parecen reais, que ata semella que imos atopar calquera día ao bordo do camiño.

Marcos dijo...

Un saludo desde Madrid, Marisol. Hacía mucho tiempo que no pasaba por tu blog y me he alegrado de volver a ver que todavía hay quien escribe en latín.
Moitas grazas.
Saludos progresistas de Madrid.

zeltia dijo...

e tí que tipo de letra lle metiches á traducción en castelán que che saiu moi florida pero non ten caracteres intelixibles?

:-)

Gústanme moito estas historias mitolóxicas (conste que se me mesturan todos os deuses e deusas e as súas relacións de parentesco ate o punto de liarme bastante)

Maripaz Brugos dijo...

Sencillamente maravilloso Marisól, o Dilaida.
Bicos

Xan dijo...

Ojala que dentro de moitos anos, moitas das historias de Álvaro Cunqueiro fósense transmitindo de xeración en xeración como estas lendas fewmosas.
Bicos

Chousa da Alcandra dijo...

Sempre me pasa cando leo textos mitolóxicos. Que, e non o digo por contradecir a Aldabra, teño a sensación de que na actualidade complicámonos moitísimo máis as cousas. Fixádevos como se diría hoxe esta parte da narración, e que fermosa soa aquí:

"...metamorfoseou en choiva de ouro e conseguiu acceder á estancia de Dánae e deixala embarazada. A continuación...)"

Recoñezo que ás veces tamén me pregunto que clase de herba fumarían daquela...

Bicos. Actuais

paideleo dijo...

A min pasoume como a Zeltia que non entendín a versión en castelán que máis semella exipcia.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Dilaida:

Algo pude deducir de tu relato mitológico, la versión es castellano está en caracteres ilegibles.

Abrazos y gracias por visitarme.

zeltia dijo...

Agora xa o vexo ben!
[supoño que ten máis que ver co tipo de letra que cada ordenador recoñece.- eu agora estou noutro distinto do que tiña cando che comentei]