jueves, 12 de julio de 2012

O home e a planta

Santolina chamaecyparissus L. Abrótano fémea, gardarroupa, herba (da) loba, herba lombrigueira.

 Está perfectamente indicada en dixestións lentas, gases intestinais, dores menstruais, bronquite, asma, anorexia e espasmos gastro-intestinais. En uso externo, emprégase, sobre todo, en infusión para a conxuntivite, inflamación das pálpebras ou blefarite, estomatite e vaxinite.


—«Por que tan mal me tratas,
e por que así me pisas,
se queixa de min nunca
dar podes, en xustiza?»,
a un home, certa planta,
queixándose dicía.
—«Por que?, —respóndelle este
con rabia mal contida,—
quen es para expresarte
de forma tan altiva?
bo fose que do mundo
ao rei contas pediras,
herbeira miserable
que case non se mira,
que medras entre o po
e morres esquecida."
—"Xesús!, non se enfurruñe
señor, pois dáme a risa,
sen nós, —lle dixo a planta,—
os homes, que serían?,
da planta o froito come,
e a casa na que habita,
e os mobles que a engalanan,
e a tea que fabrica,
dicirme quer de onde
o rei do mundo quita?.
Sen o home pode a planta
pasar; mais el axiña
perece, sen remedio,
se a planta non o auxilia;
que moitos séculos antes
que os homes existiran
no mundo, xa o poboaban,
as plantas xa lucían,
e cheiros e rumores
que en el sementa a brisa,
fixeron dun deserto
a estancia fermosísima,
que as plantas que desprezas
adornan e tapizan:
o pazo incomparable
que ao pouco agradecida,
Deus, sempre bondadoso,
a humanidade destina.
Sen plantas, señor home,
No mundo, que sería?"
 
A historia relatada
recórdena e medítena,
aqueles que, soberbios,
aos inferiores miran
cal plantas miserables
 
que con desprezo trepan.
 Sen eles, por moi altos
que estean, que serían?
               Fábulas galaico-castellanas, Amador Montenegro
 
 
Versión en castelán
 
 
 Está perfectamente indicada en digestiones lentas, gases intestinales, dolores menstruales, bronquitis, asma, anorexia y espasmos gastro-intestinales. En uso externo, se emplea, sobre todo, en infusión para la conjuntivitis, inflamación de los párpados o blefaritis, estomatitis y vaginitis.
 
«¿Por qué tan mal me tratas,
y por qué así me pisas,
se queja de mí nunca
dar puedes, en justicia?»,
 
A un hombre, cierta planta,
quejándose decía.
«¿Por qué?, -le responde éste
con rabia mal contenida-,
¿quién eres para expresarte
de forma tan altiva?
Bueno fuera que del mundo
al rey cuentas habías pedido,
hierba miserable
que casi no se mira,
que creces entre el polvo
 y mueres olvidada."
 
"¡Jesús!, no se enfurruñe
señor, pues me da la risa,
sin nosotros, -le dijo la planta-,
los hombres, ¿qué serían?,
de la planta el fruto come,
y la casa en la que habita,
y los muebles que la engalanan,
y la tela que fabrica,
¿decirme ahora de dónde
el rey del mundo quita?.
Sin el hombre puede la planta
pasar; mas él enseguida
perece, sin remedio,
si la planta no lo auxilia;
que muchos siglos antes que
los hombres existiesen
en el mundo, ya lo poblaban,
la plantas ya lucían,
y olores y rumores
que en él siembra la brisa,
hicieron de un desierto
la estancia hermosísima,
que las plantas que desprecias
adornan y tapizan:
el palacio incomparable
que a la poco agradecida,
Dios, siempre bondadoso,
a la humanidad destina.
Sin plantas, señor hombre,
en el mundo, ¿qué sería?"
 
La historia relatada
recordar y la mediten,
aquellos que, soberbios,
a los inferiores miran
cual plantas miserables
que con desprecio pisan.
Sin ellos, por muy altos
que estén, ¿qué serían?
             Fábulas galaico-castellanas, Amador Montenegro
 

10 comentarios:

Eastriver dijo...

Como lo de meditar no gusta demasiado a la gente, ya ves lo que pasa: que siempre ocurren los mismos errores humanos. Así estamos...

Estos pequeños poemas morales de corte popular son sabios, porque recogen la sabiduría popular, que nunca es ni gratuita ni fácil. Pero los poemas son incómodos cuando no son apologéticos.

RGAlmazán dijo...

Imposible vivir sin plantas. Las plantas son imprescindibles. El hombre es sólo un elemento del conjunto Tierra. Pensar que puede ser el único es un acto de soberbia propia de él.
Bicos

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Había que mandarlla ós gobernantes que nos tripan coma se fósemos herbas...

Isabel Martínez Barquero dijo...

Muy adecuados los versos, por desgracia. Como plantas pisoteadas nos tratan, como escoria, vidas sin interés, materia prescindible... Triste, muy triste; pero me gusta la advertencia final. Ojalá las plantas encuentren el camino para acabar con los arrogantes que las ignoran, ojalá.
Bicos, Dilaida, y fuerza, mucha fuerza para resistir.

Sir Enry Baskerville dijo...

El otro dia sugerias elevar a ser florero un orinal y hoy habla la planta, que encima es medicinal y beneficiosa, y nos da lecciones a los humanos que todo lo estropeamos, por esa absurda vanidad y soberbia...

te dejo estas palabras :
De Walt Whitman

Creo que una brizna de yerba no es menos
que el camino que recorren las estrellas.
Y que la hormiga es perfecta.
Y que también lo son el grano de arena
y el huevo del zorzal.
Y que la rana es una obra maestra, digna de las más altas.
Y que la zarzamora podría adornar los salones del cielo.
Y que la menor articulación de mi mano
puede humillar a todas las máquinas.
Y que una vaca, paciendo con la cabeza baja,
supera a todas las estatuas.
Y que un ratón, es un milagro
capaz de asombrar a millones de incrédulos...


y un abrazo fuerte.

zeltia dijo...

Moi ben traída esta fábula nestes días...
parece que coñeces unha para cada caso
:-)

Rita dijo...

Muy acertado, encierra una gran lección que muchos no quieren aprender
bicos

MAMÉ VALDÉS dijo...

No hay día que no aprenda algo en la blogosfera, un saludo.

Aldabra dijo...

toda a razón... todos somos importantes, así que o mellor sería que todos formásemos un equipo pero parece ser que algún se cree mais cos demais e vai por aí pisoteando a diestro e siniestro...

unha pena!

vexo que Xena foiseche, sintoo de verdade, pobriña.

biquiños,

paideleo dijo...

Canto se aprende aquí !.