lunes, 21 de diciembre de 2009

É Nadal e eu estou moi cabreada


Khalil e Morocho


Dende que chegou a onda de frío, os meus cabalos e os que temos que levalos ao prado xogámonos a vida todas as mañás. Pola estrada por onde temos que ir está a correr a auga todo ano, porque as beiravías que terían que estar limpas para que pasase a auga, non se sabe se foron limpas algunha vez (a auga corre pola estrada porque un veciño que ten un pozo e lle sobra, decidiu que a mellor forma de desfacerse dela era poñen una goma ata estrada).

É molesto que cando pase un coche te salpique, pero xa estamos acostumados, pero estes días que vai tanto frío a auga converteuse en xeo e nuns 20 ou 30 metros máis ou menos a estrada é unha pista de patinaxe, e claro eu non sei patinar nin levo patíns e os meus cabalos tampouco. Onte pola mañá Khalil e máis eu levamos un susto dos grandes, comecei a esvarar e ao tirar por el tamén esvarou e caeu e despois para levantarse, como non facía pé (pata) custoulle moitísimo. O Morocho tivo máis sorte, porque o levaba o meu marido e como é máis áxil e ten as pernas máis longas ca min conseguiu pasar, sen que o cabalo esvárase.

A sorte ademais de non mancarnos coa caída foi que naquel momento non pasasen coches, porque á velocidade que pasan algúns e co xeo que había non sei o que nos podía pasar.

Mañá segundo din os do tempo seguiremos con frío e nós non temos máis remedio que pasar polo mesmo camiño, porque para ir ao prado non hai outro. Hoxe tamén pasamos achegadiños ao muro, só nos faltou subirnos por riba del, non sei quen tiña máis medo, se Khalil ou eu, el levaba a súa cabeza apoiada no meu ombreiro, e cando saímos do perigo bufamos os dous.

Mañá tamén irei ao Concello, a ver se me poden aclarar, quen é o culpable de que en Lavandeira non funcione nada ben. Non sei se teño algún dereito, (digamos que eu si sei que o teño e estou decidida a exercelo) porque eu non estou alí censada, xa que vivo no Concello de Ourense,e como os dereitos adquírense segundo a quen lle des o voto e as aldeas teñen os servizos segundo os votantes que teñan, e como en Lavandeira só viven catro familias, igual nin me fan caso; eu espero que si, que me fagan caso, porque estou moi pero que moi CABREADA, e cando me cabreo son moi mala de levar.





Versión en castelán


Desde que llegó la ola de frío, mis caballos y los que tenemos que llevarlos al prado nos jugamos la vida todas las mañanas. Por la carretera por donde tenemos que ir está corriendo el agua todo año, porque los arcenes que tendrían que estar limpios para que pasara el agua, no se sabe si fueron limpios alguna vez (el agua corre por la carretera porque un vecino que tiene un pozo y le sobra, decidió que la mejor forma de deshacerse de ella era poner una goma hasta la carretera).

Es molesto que cuando pase un coche te salpique, pero ya estamos acostumbrados, pero estos días que hace tanto frío el agua se convirtió en hielo y en unos 20 o 30 metros más o menos la carretera es una pista de patinaje, y claro yo no sé patinar ni llevo patines y mis caballos tampoco. Ayer por la mañana Khalil y yo llevamos un susto de los grandes, comencé a resbalar y al tirar por él también resbaló y cayó y después para levantarse, como no hacía pie le costó muchísimo. Morocho tuvo más suerte, porque lo llevaba mi marido y como es más ágil y tiene las piernas más largas que yo, consiguió pasar, sin que el caballo resbalase.

La suerte, además de no hacernos daño con la caída, fue que en aquel momento no pasaran coches, porque a la velocidad que pasan algunos y con el hielo que había no sé lo que nos podía pasar.

Mañana, según dicen, seguiremos con frío y nosotros no tenemos más remedio que pasar por el mismo camino, porque para ir al prado no hay otro. Hoy también pasamos arrimaditos al muro, sólo nos faltó subirnos a él, no sé quien tenía más miedo, si Khalil o yo, él llevaba su cabeza apoyada en mi hombro, y cuando salimos del peligro resoplamos los dos.

Mañana también iré al Ayuntamiento, a ver si me pueden aclarar, quien es el culpable de que en Lavandeira no funcione nada bien. No sé si tengo algún derecho, (bueno yo si sé que lo tengo y estoy dispuesta a ejercerlo) porque yo no estoy censada allí, ya que vivo en el Ayuntamiento de Ourense, y como los derechos se adquieren según a quien le des el voto y las aldeas tienen los servicios según los votantes que tengan, y como en Lavandeira sólo viven cuatro familias, igual ni me hacen caso; yo espero que si, que me hagan caso, porque estoy muy pero que muy CABREADA, y cuando me cabreo soy muy mala de llevar.



10 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Querida espero que tengas suerte en tus gestiones y que en el Ayuntamiento oigan tu voz.
Espero que nos cuentes.
Un abrazo solidario desde los madriles

RGAlmazán dijo...

Dilaida, lo entiendo, pero si puedes actúa lo mejor que puedas y no te hagas mala sangre, porque mientras el insolidario que suelta el agua está tan feliz. Y mucha suerte en tus gestiones con el Ayuntamiento --digo suerto porque no sólo basta tener razón. Bicos.

Salud y República

Cosmo dijo...

Me congelo solo de ver ese paisaje,admiro mucho como vivís el campo con todas las consecuencias,pelea y patalea para que no sea difícil lo que tiene solución porque
es triste que os tengáis que arriesgar tanto. Besos

Juan Carlos dijo...

¡Qué bien funcionan los servicios públicos! Da igual que sea una gran ciudad o un pueblo pequeño. Te deseo que, además de que pases una FELIZ NAVIDAD, te hagan caso de una vez y limpien los laterales de la carretera que se supone siempre han de estar limpios pero que siempre están llenos de silveiras.

mariajesusparadela dijo...

Pois, se queres, vou contigo, que eu estou censada e ben censada no concello de Coles.

Felipe dijo...

Lo siento mucho Dilaida.Intenta hacer todas las gestiones posibles ante el Ayuntamiento pero no pongas en peligro tu vida.
Se puede llevar razón y no dártela porque,sencillamente,no les da la gana.

Bicos

__MARÍA__ dijo...

Lo cuentas de manera que he sentido el corazón encogido al mismo tiempo que lo leía.
Lo de tener un mal vecino es lo peor que puede ocurrir y más en los pueblos pequeños o cuando se vive en el campo.
A mí de vez en cuando me sorprende algún vecino con detalles que tú crees que no pueden suceder, pero hija mía en los tiempos que corren, sigue habiendo personas incivilizadas. Desgraciadamente.
¡Ojalá tengas buena suerte mañana!

Besos

PD: ¡Muy buen detalle la traducción!

Aldabra dijo...

vaia, muller, canto sinto todos eses atrancos...
andade amodiño que si non vades pasar as festas con algún moratón.

biquiños de nadal.

Adrisol dijo...

hola dilaida!!!

paso para agradecer tus palabras llenas de cariño que dejaste en mi casa...
de a poco,voy reconstruyendo la vida que elegí vivir!!

lo mejor para tí en estas fiestas!!

besos y miles de gracias por estar en estos momentos difícilesss

Rita dijo...

Me paso a desearte muy felices querida Dilaida, y un mejor año nuevo, un fuerte abrazo