jueves, 4 de marzo de 2010

Couselos

Couselo, conchelo, coucelos (Umbilicus pendulinus).


É unha planta herbácea pertencente á familia das crasuláceas. Ten unha base engrosada da que nacen follas de longos rabiños, moi carnosas e zumentas. Da metade do talo cara arriba fórmase un ramallete de flores.

Críase nas gretas das penas e entre os muros, pero sempre en lugares sombreados. Prefire os terreos sen cal e moita humidade atmosférica, condicións que, de faltar, fan que apenas se desenvolva.



Considérase principalmente unha planta diurética, usada desde os tempos de Dioscórides. Ademais, as follas, por vía interna, son refrescantes. Usada externamente, dise que é un bo remedio para curar chagas e demais feridas, actuando como cicatrizante.




Follas frescas. As follas, machucadas nun morteiro en estado fresco, aplícanse directamente sobre a úlcera ou a chaga, cubrindo esta parte cunha venda ou gasa estéril. Si a zona a sandar é pequena, pódese coller a folla fresca e quitar a pel que a recobre, ata deixar ao descuberto a carne da folla. Aplícase directamente sobre a chaga. Se o proceso se fai rapidamente e con destreza, lógrase unha superficie vexetal perfectamente estéril, co que o remedio resulta moi eficaz.


Planta fresca
. Para provocar os ouriños machúcanse conxuntamente as follas e o talo e a masa obtida cóase por un lenzo de fío. Deste mollo tómase en xaxún unha cullerada grande todas as mañás, xunto cun vaso de auga con gas.



Un remedio da miña avoa que eu probei e tamén os meus fillos.


Coller unhas follas de couselo (poucas, para unha taza 3 ou 4) e cocelas en leite, despois de cocer un pouco, cóase o leite e engádeselle mel a gusto e tomase quentiño. Isto é moi bo para a tose.




-> Traducion en castelán


Ombligo de Venus
(Umbilicus pendulinus).

Es una planta herbácea perteneciente a la familia de las crasuláceas. Tiene una base engrosada de la que nacen hojas de largos rabillos, muy carnosas y jugosas. De la mitad del tallo hacia arriba se forma un ramillete de flores.
Se creía en las grietas de las rocas y entre los muros, pero siempre en lugares sombreados. Prefiere los terrenos sin cal y mucha humedad atmosférica, condiciones que, de faltar, hacen que apenas se desarrolle.


Se considera principalmente una planta diurética, usada desde los tiempos de Dioscórides. Además, las hojas, por vía interna, son refrescantes. Usada externamente, se dice que es un buen remedio para curar llagas y demás heridas, actuando como cicatrizante.



Hojas frescas
. Las hojas, machacadas en un mortero en estado fresco, se aplican directamente sobre la úlcera o la llaga, cubriendo esta parte con una venta o gasa estéril. Sí la zona a curar es pequeña, se puede coger la hoja fresca y quitar la piel que la recubre, hasta dejar a cielo abierto la carne de la hoja. Se aplica directamente sobre la llaga. Si el proceso se hace rápidamente y con destreza, se logra una superficie vegetal perfectamente estéril, con el que el remedio resulta muy eficaz.


Planta fresca
. Para provocar la orina se machacan conjuntamente las hojas y el tallo y la masa obtenida se cuela por un lienzo de hilo. De este zumo se toma en ayunas una cucharada grande todas las mañanas, junto con un vaso de agua con gas.


Un remedio de mi abuela que yo probé y también mis hijos
.
Coger unas hojas (pocas, para un tazón 3 ó 4) de ombligo de venus y cocerlas en leche, después de cocer un poco se cuela la leche y se le añade miel a gusto y se tomará calentita. Esto es muy bueno para la tos.

14 comentarios:

Mercedes dijo...

Una iformación la que nos traes muy interesanta, sobre todo la última receta, en estos momentos en que toda España tose sin parar cada noche. Muchas gracias.
Un abrazo.

Isabel Martínez dijo...

Querida Dilaida, sabes que me diste en el gusto. La anterior entrada sobre las camelias y ésta sobre el ombligo de venus o couselos. Con lo que me gustan estas cosas de la flora, con sus plantas, flores, frutos, condimentos y demás.

Estos couselos me son desconocidos. Lógico. Esta tierra mía no es apta para ellos por lo que describes.

Fantástica.

Bicos.

Felipe dijo...

No tenía ni idea de esta planta.La verdad es que no soy muy versado en este mundo.

Por ello venir a tu casa es aprender un poquito cada día

Bicos

RGAlmazán dijo...

No conocía os couselos, no sé si dan por estas tierras. Si tengo ocasión probaré tu receta.

Salud y República

Juan Carlos dijo...

¡Um! yo soy más de carnaza y/o pescadazo pero no viene mal saber cómo y con qué purgarse cuando se tiene necesidad. Lo malo es que frescas por la meseta no se encuentran. Habrá que buscar en los herbarios.
Salu2

AROBOS dijo...

Estupendo remedio. Solo que esas plantas por aquí no se dan. Pero seguro que hay otras con las misma propiedades. Gracias por la información, doctora.

Ramon.Eastriver dijo...

Cómo me he reído... aunque confieso que hoy he debido recurrir a la edición en castellano porque en gallego no entendía todo. Me he reído porque mi padre tenía unos libros que adoraba, eran de un naturópata francés que se llamaba Maurice Messeguer. Mi padre los resumía, los subrayaba y los ponía en práctica. Mi madre se desesperaba. A veces todavía representan esa función: mi padre planta algo y mi madre grita un rato. Pero son gritos pactados: forman parte de la escenografía. Si mi padre no plantase e inventase mi madre se preocuparía mucho. Si mi madre no gritase el que se iba a preocupar sería mi padre.

Naturalmente que me creo la naturaleza curativa. La mayoría de medicamentos están basados en las plantas. Las plantas son esa gran botica, y ese conocimiento un conocimiento de vida que no debe perderse. Un gran abrazo.

Isabel Romana dijo...

Me encanta este reencuentro con las viejas costumbres y remedios. ¿Por qué será que cada vez necesitamos más volvernos hacia el pasado y recuperar tanta sabiduría casi perdida? Un abrazo, querida amiga.

Chousa da Alcandra dijo...

Se leva mel...a min gustarame. Probarei o remedio cando teña tos. Nos valos que rodean a Chousa non teño problemas para atopar couselos.

Agradécese a información

mariajesusparadela dijo...

Inda tén outra cualidade maravillosa: é remedio infalible contra a dor de moas (contra el dolor de muelas). É suficiente metela entre os dentes e apretar. Funciona. Dóulle o remedio a todo o mundo e sempre funciona.

Aldabra dijo...

pois ó mellor os couselos viñanme ven para os meus peus; teño unha dermatitis do demo que me ten bastante imposibilitada... hoxe mesmo os teño vendados do que me doen e para que as grietas non me abran.

son moi bonitos os couselos, tamén un apelido galego; agora mismo na oficina hai unha compañeira que se apelida así.

biquiños,

Isabel Romana dijo...

Pasé a felicitarte por el día de la mujer. Besos.

paideleo dijo...

Pois terei que tomar este remedio que teño unha tose que non para.
E gardarei o remedio para unha dor de moas como recomenda mariajesusparadela.

Ciberculturalia dijo...

Lo tendré en cuenta para cuando me den mis toses de ex-fumadora.
Un beso