jueves, 6 de mayo de 2010

O Teixo (Taxus baccata)



A autora da foto é Soledad Felloza

Teixedal de Casaio en Pena Trevinca Ourense

Imaxes tomadas destas páxinas:

http://www.fotonatura.org/galerias/general/197747/

http://www.manuelgago.org/blog/index.php/2008/05/07/proxecto-dous-miles-5-o-teixedal-de-casaio-en-pena-trevinca/
(nesta páxina encontraredes máis fotografías do Teixedal de Casaio e un video que vale a pena velo)

É unha das árbores máxicas dos celtas, e o seu culto déixanos aínda hoxe en día unha grande cantidade de ritos entre os pobos descendentes da antiga cultura celta.

Segundo algúns historiadores o suicidarse con veleno de teixo era algo común entre tribos celtas. A cantidade de teixos existentes, en ermidas, igrexas e cemiterios dan conta da importancia relixiosa desta árbore aínda hoxe. Así por exemplo en Inglaterra e Galés din que o teixo fai fuxir ao diaño. Na Bretaña Francesa dise que só pode haber un teixo en cada cemiterio, e así cada raíz chega á boca de cadanseu cadáver. Esta lenda en Gran Bretaña, di que chega á boca dos mortos para así sacar os segredos que non se dixeron en vida e estes percorren o teixo ata que son liberados ao vento polas follas.

O teixo é a árbore máis lonxeva da natureza. Existen exemplares míticos, como o teixo de Ankerwyke, situado a beiras do río Támesis, en Gran Bretaña, ao que se lle supón unha idade non inferior aos 2.500 anos. A árbore asistiu ao xuramento da Carta Magna no ano 1215.

Un vella lenda irlandesa conta que o mosteiro de San Albeus foi fundado por orde dun anxo sobre un cume chamado Ymlech Ibuir (topónimo que simboliza a presenza do teixo). Outra lenda irlandesa cita a fada Fand, a cal vive baixo un teixo en Cend Tracha, xunto ao dolmen do mesmo nome. Así mesmo en Asturias hai censadas máis de 200 ermidas e igrexas cun teixo á beira.

O teixo escocés de Foringall supera os 2000 anos e antigamente había unha igrexa e un monumento funerario.

A madeira de teixo é imputrescible. Unha calidade que explica por que os viquingos a utilizaban para soster as velas das súas embarcacións. Ata o século XV os ingleses construían os seus arcos con este material, pola súa formidable elasticidade.

Na provincia de Ourense hai un bosque de Teixos sensacional, o Teixedal de Casaio, é un prodixio da natureza, único en Europa, ocupa unha ladeira de pena Trevinca desde hai centos de miles de anos, é un bosque único, singular. Tamén no Xurés e no Courel hai teixos. Por suposto hai teixos en moitos cemiterios galegos.

Segundo a lenda Robin Hood e Maid Marian coñecéronse e casaron á sombra dun teixo, que aínda se conserva no cemiterio anexo á igrexa de San Cuthbert, en Doveridge. Trátase dun teixo femia de máis de mil anos.
Shakespeare utiliza o poderoso veleno do teixo para asasinar a Hamlet.

Segundo Vicente Risco os galaicos que trataban de frear o avance das tropas romanas suicidáronse colectivamente no monte Medulio engulindo o veleno extraído do teixo.

A árbore máis vella de Europa é un teixo, está en Fortingall (Escocia). Ten 5.000 anos e conserva unha vitalidade desbordante. A lenda sostén que baixo as súas pólas naceu Poncio Pilato.



Versión en castelán


El Tejo

Es uno de los árboles mágicos de los celtas, y su culto nos deja aún hoy en día una gran cantidad de ritos entre los pueblos descendientes de la antigua cultura celta.

Según algunos historiadores el suicidio con veneno de tejo era algo común entre tribus celtas.La cantidad de tejos existentes, en ermitas, iglesias y cementerios dan cuenta de la importancia religiosa de este árbol aun hoy. Así por ejemplo en Inglaterra y Galés dicen que el tejo hace huir al diablo. En la Bretaña Francesa se dice que sólo puede haber un tejo en cada cementerio, y así cada raíz llega a la boca de un cadáver. Esta leyenda en Gran Bretaña, dice que llega a la boca de los muertos para así sacar los secretos que no se dijeron en vida y estos recorren el tejo hasta que son liberados al viento por las hojas.

El tejo es el árbol más longevo de la naturaleza. Existen ejemplares míticos, como el tejo de Ankerwyke, situado a orillas del río Támesis, en Gran Bretaña, al que se le supone una edad no inferior a los 2.500 años. El árbol asistió, al juramento de la Carta Magna en el año 1215.

Uno vieja leyenda irlandesa cuenta que el monasterio de San Albeus fue fundado por orden de un ángel sobre una loma llamada Ymlech Ibuir (topónimo que simboliza la presencia del tejo).

Otra leyenda irlandesa cita la hada Fand, la cual vive bajo un tejo en Cend Tracha, junto al dolmen del mismo nombre.

Asi mismo en Asturias hay censadas más de 200 ermitas e iglesias con un tejo al lado.

El tejo escocés de Foringall supera los 2000 años y antiguamente había una iglesia y un monumento funerario.

La madera de tejo es imputrescible. Una calidad que explica porque los vikingos la utilizaban para sostener las velas de sus embarcaciones. Hasta el siglo XV los ingleses construían sus arcos con este material, a la vista de su formidable elasticidad.

En la provincia de Ourense hay un bosque de Tejos sensacional, el Teixedal de Casaio, es un prodigio de la naturaleza, único en Europa, ocupa una ladera de Peña Trevinca desde hace cientos de miles de años, es un bosque único, singular. También en el Xurés y en el Courel hay tejos. Por supuesto hay tejos en muchos cementerios gallegos.

Según la leyenda Robin Hood y Maid Marian se conocieron y se casaron a la sombra de un tejo, que aún se conserva en el cementerio anejo a la iglesia de San Cuthbert, en Doveridge. Se trata de un tejo femia de más de mil años.

Shakespeare utiliza el poderoso veneno del tejo para asesinar la Hamlet.

Según Vicente Risco los galaicos que trataban de frenar el avance de las tropas romanas se suicidaron colectivamente en el monte Medulio tragando el veneno extraído del tejo.

El árbol más viejo de Europa, es un tejo, está en Fortingall (Escocia). Existe una leyenda, que sostiene, que bajo sus ramas nació Poncio Pilato.



15 comentarios:

AROBOS dijo...

Me ha encantado leer esta entra tuya, que parece coordinada con las que últimamente yo estoy haciendo en torno a los árboles y la literatura. No conocía yo las características de este árbol y me ha sorprendido su longevidad y las propiedades de su madera.

Bueno, de árboles va últimamente la cosa. Mañana publicaré en mi blog un vídeo que he elaborado con fotos de árboles, una poesía de Rosalía y la voz y la música de Amancio Prada.

Xan dijo...

Non sei se polo nome, pero o teixo sempre ejercio sobre a miña unha fascinación máxica

Xan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos dijo...

El tejo es un árbol venenoso por culpa de la taxina pero de ella se extrae el Taxol que es un anticancerígeno. Aunque parece que los gatos son inmunes. Y las bayas son comestibles pero no las semillas. Vamos que bonito, frondoso, longevo pero cuidadito con chupar una de sus ramas. En el parque de El Retiro en Madrid hay uno espectacular al lado del Casón de Velázquez.

RGAlmazán dijo...

Bueno, querida, me has puesto al día, no tenía ni idea de cómo es el tejo y de sus historias.
Ya me puedo ir a la cama, he aprendido una cosa más.
Bicos.

Salud y República

Mercedes dijo...

Es curioso, hoy he visitado dos blogs, el de Arobos y el tuyo, que me han contado cosas interesantísimas de los árboles. Así que todo eso que nos cuentas es el tejo... Gracias por compartirlo.
Un abrazo.

Rita dijo...

Pues yo digo como Almazan, me has puesto al día, no sabía que existía ni su leyenda. Que bonita es Galicia
bicos

Maripaz Brugos dijo...

Muy interesante lo que acabo de aprender del tejo y las leyendas que se relacionan con él.

Ha sido un verdadero placer.

Isabel Martínez dijo...

Dilaida, cómo me ha gustado esta entrada sobre el tejo. Le puse por primera vez nombre a este árbol en un viaje a Asturias (en estas latitudes del Sur, no de da). Allí nos contaron sus leyendas y sus características. Verlo, lo había visto antes en Galicia, pero ya sabes que hasta que no les ponemos un nombre no individualizamos a los árboles, al menos la gente de ciudad, que somos unos absolutos zotes para distinguir las distintas variedades si no nos las soplan.
Con tu entrada, he aprendido algo más sobre este árbol mítico.
Bicos.

Ciberculturalia dijo...

Me lo apunto para hacer una escapada a ese maravilloso bosque. Me ha encantado conocer la historia del "tejo".
Un beso y buen viernes

mariajesusparadela dijo...

Pois xa me dirás onde atopo ún, que seguro que estou farta de velo e non asocio.
¿os habitantes de teixo chámanse teixanos?

Aldabra dijo...

xa sabía algunha cousiña acerca desta árbore máxica... en Pontedeume, a beira do río hai un maravilloso... calquera día vou e o fotografío.

biquiños,

Eastriver dijo...

Querida Dilaida, me has tenido embobado leyendo esta entrada tan bonita. ¿Sabes qué pasa? Que no tenía ni la más remota idea sobre las peripecias particulares del Tejo. Ni su veneno, ni su longevidad espectacular, ni sus leyendas. Es tan mágico y tan real que me ha encantado, como cuando uno de repente lee una novela sobre lo real maravilloso, en que resulta que de repente la verdadera magia está en las cosas más habituales: en los árboles, en las montañanas, en la naturaleza. Lo que no me queda claro es si el veneno está en las semillas, en la savia... Una fascinante entrada.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Dilaida:

Celebramos hoy, aquí en Colombia, la Fiesta de las Madres. Quisiera por lo tanto desearte con cariño... un ¡FELIZ DÍA!

Abrazos.

Isabel Romana dijo...

No conocía toda esta historia en torno a los tejos y me ha fascinado absolutamente. Es hermosísimo darnos cuenta de cómo las raíces de la cultura ancestral llegan hasta nosotros, perviven aunque adopten formas nuevas, porque proceden de lo más hondo de nuestra humanidad. Son cosas como ésta las que me hacen sentir orgullosa de pertenecer al género humano y saberme eslabón de una cadena.
Un abrazo muy fuerte, querida amiga.