martes, 26 de octubre de 2010

O Outono



O caqui

Outono, tempo de recoller froitas como o marmelo, as castañas, caquis, ..., e sobre todo a época das setas.



O verán xa desapareceu
sen despedirse, marchou
está onda nós o outono
dacabalo do vento chegou.

As árbores tiran as follas
de vellas descoloridas,
que de novas eran verdes
agora amarelas, case sen vida.

O chan vaise cubrindo
de mantas para o inverno
amarelo, castaño, vermello,
que os teares da fraga teceron.

Nos soutos de castiñeiros
os seus froitos van caendo
ourizos cheos de picos
protexen o rico alimento.

Antes de coñecer a pataca
os galegos castañas comemos
con leite, asadas, cocidas, ...
era o noso principal sustento.

Moito coidado cos cogomelos
que vaias ao monte buscar
sonche coma algúns políticos,
cheos de veleno están.




Versión en Castelán


Otoño, tiempo de recoger frutas como el membrillo, las castañas, los caquis, ..., y sobre todo la época de las setas.


El verano ya desapareció
sin despedirse, marchó
está con nosotros el otoño
a caballo del viento llegó.

Los árboles tiran las hojas
por viejas descoloridas,
que de jóvenes eran verdes
ahora amarillas, casi sin vida.

El suelo se va cubriendo
de mantas para el invierno
amarillo, castaño, rojo,
los telares del bosque tejieron.

En los sotos de castaños
sus frutos van cayendo
erizos llenos de pinchos
protegen el rico alimento.

Antes de conocer la patata
los gallegos castañas comimos
con leche, asadas, cocidas, ...
era nuestro principal sustento.

Mucho cuidado con las setas
que vayas al monte a buscar
son como algunos políticos
llenos de veneno están.









14 comentarios:

Aldabra dijo...

vaia fermosura de cabalos, supoño que son os teus, e vaia fermosura de versos outounales.

as froiterías están cheas de caquis, é verdad, tamén de castañas.

biquiños.

p.d.: por fin dei chegado ó teu blog, espero que me perdoes por tardares tanto.

mariajesusparadela dijo...

Xa me gustaría a min que os políticos foran, en todo, coma as setas: a lo menos, elas non se poden mover e son doadas de cociñar...

RGAlmazán dijo...

El otoño es una estación magnífica, para mí la mejor. Ni frío ni calor y por acá dura mucho más que la primavera.
Bicos

Salud y República

Felipe dijo...

Bonita estación la del Otoño.Es la que más me gusta.

Bicos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Mira, Dilaida, iba tan contentica leyendo, como si se tratara de una linda canción otoñal y llego a lo de las setas y..., ay, es que me parto de la risa.
Eres tremenda, un demoniejo bueno.
Gracias por estas risas y un beso.

Anna Jorba Ricart dijo...

Me encanta la plasticidad del otoño, no así que se acorten las horas de luz...
Hablando de setas, ayer me trajeron una cesta de "llanegas"...por lo menos así se llaman en Cataluña...es todo un placer para el paladar...
y los membrillos ....si los pone Maria Jesus como fotos para el concurso...son un buen tema que endulza la vida.
Las castañeras en Barcelona, pronto se instalaran... para todos los santos...

Juan Carlos dijo...

Mi abuela hacía un puré de castañas cuando hacía el lacón que quitaba el sentido aunque reconozco que me encantan asadas. Los caquis no los he probado nunca, ni se cómo son, si los encuentro en la frutería cogeré para probar. Pero las setas ¡ay las setas! si no fueran (por cierto, magnífica metáfora) porque algunas te la pueden meter doblada como político de todo el arco parlamentario ¡qué buenas son! Aqué ando esperando que llueva un poco para subir a recoger algún boleto, pie azul, agáricos y de cardo que hay por la sierra. Incluso níscalos aunque son lo que menos me gustan. Es como ir a pescar trucha con mosca, ellas escondidas, uno escrutando por el bosque a ver si las cazo...
Salu2

Txema dijo...

Creo que voy a desentonar. No me gusta mucho el otoño, me produce cierta depresión y eso que nací en noviembre, o tal vez por eso.

bicos

Ciberculturalia dijo...

También para mí es la estación preferida. Con diferencia. Como dices además tiempo para las castañas, los caquis, las setas...
En fin, una época muy completa
Un beso

Encarni dijo...

Para mi el otoño y la primavera son estaciones de transición, que me cuesta al principio adaptarme, con el otoño llega esa extraña tristeza que siento sin saber por qué. Pero me quedo con todos los frutos del otoño. Las setas no las conozco y a los políticos tampoco, así que ir al campo para buscar ambas cosas sería inútil.

Un abrazo otoñal

Isabel Romana dijo...

Es una estación muy especial, esta del otoño. Y mira, leyendo tu encantador poema y esa costumbre gallega de comer castañas antes de conocerse la patata, se me ha puesto una enorme sonrisa. Me gustan con locura las castañas, y cuando tenía yo unos 20 años cogí en una ocasión un empacho tan tremendo que hasta tuvieron que inyectarme y me pasé dos días de auténtica agonía. Pues ni aún así he dejado de comerlas... Besos, querida amiga.

zeltia dijo...

ostras, tamén tés caquis!
decididamente quero ter unha leiraaaa

Merce dijo...

Eu tamen teño caquis, algunha castaña e se arranco camiño arriba ben seguro que atoparei algunha seta :)

Ourense tamen e ben fermoso no outono.

bicos

Maripaz Brugos dijo...

Para mi el otoño posee una belleza muy particular, aunque de repente me lleno de melancolia, es como una estación de paso, quizá por eso, es como si empezase una nueva etapa, con sus incertidumbres.
Aun asi, es entrañable recorrer el campo y recoger los frutos, contemplar la naturaleza, ver esas alfombras maravillosas de hojas muertas de colores...

Preciosa la entrada de tus caballos...