lunes, 15 de noviembre de 2010

Tiresias


Tiresias molestando ás serpes cando estaban a copular


O solpor en Lavandeira

Conta Ovidio no libro III (314-338) da Metamorfose

Disque atopándose Xúpiter eufórico polo néctar que tomara, deixou de lado as súas graves preocupacións e decidiu pasar un pouco o tempo, falando de relacións sexuais,(segundo as malas linguas, quería xustificar as súas infidelidades) coa súa esposa Xuno, que pasaba por alí e que parecía que tampouco estaba moi ocupada, e díxolle: (maior vestra profecto est quam, quae contigit maribus voluptas) " dende logo é máis grande o pracer voso que o que conseguen os varóns".
Xuno lévalle a contraria e como non chegaron a pórse de acordo, decidiron consultar co sabio Tiresias, posto que este coñecía os praceres de ambos sexos.

Tiresias paseando un día pola fraga, cun golpe de bastón maltratara os corpos de dúas grandes serpes que estaban copulando, isto trouxo un castigo para el e durante sete anos converteuse en muller.
No oitavo ano viu de novo as serpes que volvían a estar copulando e golpeándoas de novo, volveu a converterse en home.

Designado como arbitro, Tiresias contestou sen vacilar que o pracer sexual compúñase de dez partes, das cales a muller quedaba con nove, e o home cunha soa. A resposta levantou as iras de Xuno (ao verse así privada do gran segredo do seu sexo), e castigou a Tiresias coa cegueira. O pobre Xúpiter, compadecéndose, outorgoulle, en compensación, o don da profecía e o privilexio da lonxevidade. En efecto, dise que Tiresias sobreviviu a sete xeracións, uns 170 anos.




Versión en Castelán


Cuenta Ovidio en su libro III (313-138) de La Metamorfosis

Por lo visto encontrándose Júpiter eufórico por el néctar que había tomado, dejó de lado sus graves preocupaciones y decidió pasar un poco el tiempo, hablando de relaciones sexuales,(según las malas lenguas, pretendía justificar sus infidelidades) con su esposa Juno, que pasaba por allí y que parecía que tampoco estaba muy ocupada, y le dijo: (maior vestra profecto est quam, quae contigitmaribus voluptas) "desde luego es más grande el placer vuestro que el que consiguen los varones".
Juno le lleva la contraria y como no llegaron a ponerse de acuerdo, decidieron consultar con el sabio Tiresias, puesto que este conocía los placeres de ambos sexos.

Tiresias paseando un día por el bosque, con un golpe de bastón había maltratado los cuerpos de dos grandes serpientes que estaban copulando, esto trajo un castigo para
Tiresias y durante siete años se convirtió en mujer.

En el octavo año vio de nuevo las serpientes que volvían a estar copulando y golpeándolas de nuevo, volvió a convertirse en hombre.



Designado como arbitro,
Tiresias contestó sin vacilar que el placer sexual se componía de diez partes, de las cuales la mujer se quedaba con nueve, y el hombre con una sola. La respuesta levantó las iras de Juno (al verse así privada del gran secreto de su sexo), y castigó a Tiresias con la ceguera. El pobre Júpiter, compadeciéndose, le otorgó, en compensación, el don de la profecía y el privilegio de la longevidad. En efecto, se dice que Tiresias sobrevivió a siete generaciones, unos 170 años.

19 comentarios:

Felipe dijo...

Da gusto pasar por tu casa porque siempre aprendo de mitología

Bicos

Juan Carlos dijo...

Esto del sexo siempre ha sido algo peligroso... ;-D
Como dice Felipe, da gusto pasar y aprender por tu casa.
Salu2

Isabel Romana dijo...

¡¡¡¡¡Vaya bolaaaaa!!!!! No hay quien se la trague. ¿Que las mujeres obtienen más placer que los hombres? Eso lo dicen ellos (para justificar que tienen que copular nueve veces más). Besitos, guapa.

RGAlmazán dijo...

Mitología sexual. Yo que no he sido mujer sólo puedo opinar que yo me lo paso bien.
Bicos.

Salud y República

Anna Jorba Ricart dijo...

Muy interesante Dilaida...
es que en el sexo...bueno, nueve, ocho, siete...los que haga falta....jejejeje..

Jose Vte. dijo...

Un reparto algo injusto, creo yo.
Vaya con las mitologías.

Un abrazo

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Dilaida:

A las cuestiones mitológicas debemos darles algo de razón, pero es este caso, los seres humanos podemos sustentar otros puntos de vista.

Abrazos.

Maripaz Brugos dijo...

Cuanto sabes de mitologia. Muy curiosa la conclusión, no se, no se...

Oye, tus nenos, estan cada dia mas guapos y esos caballos que adornan tu blog, son magníficos!!

Bicos

Marcos dijo...

¡Qué historias tan interesantes nos traes a todos, Marisol!
De nuevo gracias por tu solidaridad y por tu fomento de la cultura.
Saludos progresistas de Madrid.

Ciberculturalia dijo...

Magnífica historia. Me ha encantado. Gracias
Buen día. Un beso

felicitat dijo...

Nueve para las mujeres??? Qué lujazo mitológico, jeje, así, en un plis, plas!!

Saludos. Me ha encantado la história.

mariajesusparadela dijo...

Na seguinte entrada, fai favor, especifica unha por unha.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Estas peleas y justificaciones entre los miembros de la pareja de los dioses del Olimpo se parecen a algunas muy terrestres.
Ovidio sacó punta al lápiz y Tiresias se ganó la inmortalidad.
Bicos, mujer sabia.

P.S.- Qué hermosa la foto del atardecer en Lavandeira.

Chousa da Alcandra dijo...

Raio, pois sí que vos ten que molar logo, si...

Encarni dijo...

Bueeeeeno, los expertos dicen por ahí que la mujer no es el sexo débil, algo de razón deben tener, no?

Reconozco que desconocía esta historia, pero si a Tiresias le concedieron la inmortalidad hubiera sido mejor de mujer, porque ya tenía un nueve en esos menesteres, a cambio lo deja ciego e inmortal, no sería para que no desvelara la verdadera sexualidad femenina?

Besos.

Aldabra dijo...

Pues mujer, yo no sé qué te diga porque claro, nunca me he puesto en el cuerpo de un hombre para comparar. Lo que sí puedo decir es que yo estoy muy contenta con lo que tengo y con lo que disfruto. Y ya es más que suficiente.
Biquiños,

ARO dijo...

Instructiva historia. Pero eso de que ellas nos ganen 9 a 1 me parece un poco exagerado.

(¿Sabes qué palabra me ha pedido blogger que verifique para admitir este comentario? Te lo digo: "copul". ¿En qué estará pensando mister Blogger?)

Eastriver dijo...

Conocía el mito aunque, como suele suceder, había olvidado algunos detalles. Creo que este tema aparece también en algún otro texto clásico, oriental... tendría que mirarlo. Muy bueno.

Chus dijo...

Me gusta mucho la mitología, pero este relato no lo conocía, y me ha gustado mucho