viernes, 18 de febrero de 2011

Andar á xaneira





Andar á xaneira é a frase que os galegos utilizamos cando as gatas teñen o celo. Isto é porque normalmente ocorre coa lúa de Xaneiro, aínda que no mes de Febreiro tamén seguen a ter o celo e como hai excepcións moitas gatas teñen máis dun celo ao ano.

As gatas que viven libres no campo reciben as visitas dos gatos da súa entorna. Elas non teñen por costume irse da casa, son eles os que se desprazan e ás veces tardan días en regresar ao fogar.

Dorian leva case un mes nesas actividades, só vén ao seu fogar de visita. Non sei se é porque ten moito éxito nas súas conquistas, pero fíxose un soberbio, chega miañando e dándolle ao rabo, esixindo a comida e no momento que remata de comer, volve marchar sen dicir "ata logo" nin "deus cho pague".

Isadora cansa de estar soa e de que Dorian non lle faga caso algún, deixa que lle faga as beiras un gatiño branco e negro, chámase Filipo, e vén visitala, cando sabe que o macho alfa non anda preto, e se presente
que volve, fuxe antes de que o vexa .

Hai anos coñecín unha parella que se comportaba o mesmo que Dorian e Isadora, é curioso como os humanos temos comportamentos idénticos aos animais; a única diferenza era que el andaba á xaneira todo ano e o "gatiño" que facía o "traballo" que el deixaba de facer coa súa muller, non era branco e negro.

Hai moitos anos, ao pouco de eu casar, un día que íamos de paseo o meu marido e máis eu, encontramos a unha señora na rúa, que eu non coñecía naquel momento, pero si era coñecida do meu marido; ía cunha rapaza de trece ou catorce anos, levábaa collida da man. O meu marido parou a falar con ela e presentarme, despois preguntoulle se ían dar un paseo e ela contestou: "Levo esta ao parque, a ver se toma un pouco o aire, non cala que quere saír, para min que "anda á xaneira".
Eu que daquela, era un pouco cohibida quedei case sen alento, miraba para a rapaza, tiña a cabeza baixa, mirando para o chan, mentres a nai seguía a falar da súa vida, cunha falta de TACTO asombrosa, que se xa lle gustaban os rapaces, que non pensaba máis que en saír, ..., ata que o meu marido, ao ver que eu o estaba pasando peor cá rapaza, se despediu, dicíndolle que tiñamos moita présa.






-> Versión en castelán


"Andar á xaneira" es la frase que los gallegos utilizamos cuando las gatas tienen el celo. Esto es porque normalmente ocurre con la luna de Enero, aunque en el mes de Febrero también siguen teniendo el celo y como hay excepciones, muchas gatas tienen más de un celo al año.


Las gatas que viven libres en el campo reciben las visitas de los gatos de su entorno. Ellas no tienen por costumbre irse de casa, son ellos los que se desplazan y a veces tardan días en regresar al hogar.



Dorian
lleva casi un mes en esas actividades, sólo viene a su hogar de visita. No sé si es porque tiene mucho éxito en sus conquistas, pero se hizo un soberbio, llega maullando y dándole al rabo, exigiendo la comida y en el momento que termina de comer, vuelve a marchar sin decir "hasta luego" ni "dios te lo pague".


Isadora
cansada de estar sola y de que Dorian no le haga caso alguno, se deja cortejar por un gatito blanco y negro, se llama Filipo, viene a visitarla cuando sabe que el " macho alfa" no está cerca, en el momento que presiente que vuelve el "jefe", huye antes de que lo vea .


Hace años conocí una pareja que se comportaba lo mismo que
Dorian e Isadora, es curioso como los humanos tenemos comportamientos idénticos a los animales; la única diferencia era que él "andaba á xaneira" todo el año y el "gatito" que hacía el "trabajo" que él no hacía con su mujer no era blanco y negro.


Hace muchos años, al poco tiempo de casarme, un día que
íbamos de paseo mi marido y yo, encontramos a una señora en la calle, yo no la conocía , pero sí era conocida de mi marido; iba con una chavala de trece o catorce años, la llevaba cogida de la mano. Mi marido se paró a hablar con ella y a presentarme, después le preguntó si iban a dar un paseo y ella contestó: "Llevo ésta al parque, a ver si toma un poco el aire, no calla que quiere salir, yo creo que "anda á xaneira".


Yo que por aquellos años, era un poco cohibida quedé casi sin aliento, miraba para la niña, tenía la cabeza baja, mirando para el suelo, mientras la madre seguía hablando de su vida, con una falta de TACTO asombrosa, que si ya le gustaban los niños, que no pensaba más que en salir, ... hasta que mi marido, al ver que yo lo estaba pasando peor que la niña,
se despidió, diciéndole que teníamos mucha prisa.



En el blog La Sabiduría de Sancho está publicada una entrada muy interesante
http://lasabiduriadesancho.blogspot.com/

23 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Es curioso esto de los gatos,me enteré hablando con Maria Jesus,pues antes no lo sabia...
jajaja ciertas gentes son como "animalitos"...a veces peores...

RGAlmazán dijo...

Los gatos son unos animales dignos de observar. Libres, autoosuficientes y capaces de sorprendernos con su inteligencia, y eso que parece que no entienden.
Y si, "andar á xaneira" es propio no sólo de gatos. Hay personas que andan a por todos/todas.
Bicos

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

A diferencia, é que algúns ( cada vez menos) andan á xaneira, á febreira, ó marzal...e así, ún por ún, os doce meses do ano.

Xan dijo...

Xa coñecía a frase de "andar a xaneira". O que non sabia é que as gatas non "saían de casa". Se os humanos temos comportamentos idénticos aos animais, e dado os cambios sociais habidos nos humanos, é de supor que as gatas xa non esperen polo gato se non ao contrario que tamén "anden a xaneira" afortunadamente.
Bicos

zeltia dijo...

A miña gata anda á xaneira, e se me descoido lisca!
Teñoa que ter baixo sete chaves.
Xa me tivo gatiños noutra ocasión, os ghatos da coruña andanche polos tellados, e ante unha gata en celo non hai altura que os bote para atrás!
xa quixera eu que os humanos se comportaran igual, así que pasan da adolescencia, antes de saltar miran ben a altura que hai...

heiche por unha foto da miña gatiña. ¿onde terei unha?
vou ver.
aquí atopei unha!

https://picasaweb.google.com/lh/photo/f3G9jK88GgzWI3ey1QErlw?feat=directlink

Maripaz Brugos dijo...

Son geniales los gatos...hay un gato en mi jardin que suele subirse a la ventana, y corteja a mi Leti, cuando les veo diciendóse cariños me quedo maravillada, y les hago fotos, tengo algunas muy divertidas.
Preciosas las fotos que nos traes hoy.
Biquiños

Jose Vte. dijo...

En casa tuvimos durante catorce años un gato siamés, siempre fue uno más de la familia.
Conchín, mi mujer, siempre decía que era un gato que tenía alma de perro. Era un encanto y muy cariñoso. Con ésta entrada me lo has traido a la memoria. Gracias

Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Algunas veces los padres avergonzamos a nuestros hijos con una habilidad pasmosa. Pero para eso somos padres, je.
Salu2

ARO dijo...

Bonita expresión esa de "andar a xaneira". No conocía yo esa costumbre gatuna, expresada de manera tan delicada.

felicitat dijo...

Me encanta Dilaida! En casa de mis suegros siempre han habido gatos y gatas, y entiendo la frase de andar á xaneira!... y qué felices son, madre mía. Algunas veces vienen magullados, pero ellos duro ahí.
Lo de la madre es de muy poco tacto, nunca mejor dicho Dilaida. Creo que cuando somos madres, olvidamos por completo que también fuimos hijas, niñas y adolescentes! qué sabia es la naturaleza y que torpes las personas. Besos.

Eastriver dijo...

Dilaida, lo que me has hecho reír hoy... Bueno, es que las expresiones populares son totales, son de una genialidad sin mácula. Y más pronunciadas así, de forma natural, por una mujer de pueblo. Es imposible sentirse molesto, ni que digan que eres tú quien anda a xaneira, ajajaja.

Por lo demás, recuerdos a tus gatos, los reyes de este culebrón tan gracioso. Cuida al chulito, al ligón, que eso desgasta mucho, dale bien de comer, jajaja. Y piensa que ella ya se consuela, como siempre suele suceder, jaja.

emejota dijo...

Todo un disfrute la lectura de esta entrada. Si es que mira que me gustan los animalitos, excepto las cucarachas, que me dan repelús.
Se me estaba ocurriendo con mi chiquialma de filóloga que el término "xaneira" me resuena a "jarana" y a su vez al inglés "january" y me pregunto que relación podría tener con las "xanas" asturianas, puede que ninguna, que seran cosas de mis asociaciones de ideas. No me extrañaría que procedieran del indoeuropeo.

Ciberculturalia dijo...

Me ha encantado la expresión "andar á xaneira"... y hace muy bien Isadora en flirtear con ese gatito blanco dada la actitud de Dorian, no?
Besos

Chousa da Alcandra dijo...

Os humanos andamos á xaneira "toda a roda do ano". Menos mal que non miañamos tan forte, que senón... :-)

Bicos de febreiro

Isabel Romana dijo...

A veces los padres se comportan con los hijos como si éstos fueran sordos, sin niguna sensibilidad ni el menor sentido del decoro. Y luego hay quien se queja de los jóvenes... En cuanto a las costumbres gatunas y humanas, ya vemos que van por el mismo camino. Lo malo es que, en los humanos, los que andan a xaneira en vez de matar al gatito rival, matan a la hembra. Un abrazo muy fuerte, querida amiga.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ah, los gatos, felinos bellos y muy suyos.
Como a todos, me ha encantado la expresión "andar á xaneira".
Y la anécdota de la madre que aplica esa expresión a la niña me parece un poco fuerte. ¡Pobre criatura, qué vergüenza para ella!
Un beso.

Felipe dijo...

Por lo que cuentas parce que sí que los humanos tenemos comportamientos muy parecidos a los animales(o es al reves?)

Bicos

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Dilaida:

A veces los humanos somos más irracionales que los animales. ¿O, será que ellos son más racionales?

Tu escrito nos deja muchas cosas para analizar.

Abrazos.

yraya dijo...

Vaya poco tacto de esa madre con la criatura.
Los gatos me encantan son tan independientes.
Saludos

Encarni dijo...

La expresión me ha gustado porque se pronuncia bien, pero los gatitos no me gustan. Desde que era una niña que intenté coger el gato de mi tía para acariciarlo y me arañó, no me fio de ellos.

Lo de la señora con su hija es de poca educación, también un poquito bbestia la mujer con las comparaciones, vamos, pobre chiquilla.

bikiños.

Aldabra dijo...

Non me extrañas que quedaras voada escoitando a señora en cuestión, é que falar así da súa filla… xamais ouvín tal cousa. Biquiños.

Scarleth dijo...

jajajaja

Genial, es la primera vez que paso por aquí y estoy convencida que no será la ultima. Por fin leo algo de la famosa Dilaida (Que tanto he leído comentar en el Blog de Maria Jesus) y me ha encantado.

Nos estaremos leyendo...

Un beso!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Dilaida, solo paso a saludarte, no me encuentro con muchas fuerzas.un beso.