lunes, 3 de octubre de 2011

Grazas a todos aos que os preocupou a miña ausencia


Serán así as pegadas que van deixando na nosa alma os seres queridos cando se van?
¿Serán así las huellas que van dejando en nuestra alma los seres queridos cuando se van?

Durante o mes de setembro estiven perdida nunha mesta néboa, non actualicei o blogue porque non tiña nin podía dicir nada. Perdoade por volver de novo cunha entrada que xa hai tempo que saquei, daquela case non tiña seguidores polo que espero sexa unha novidade.
Estou preparando outra persoal pero aínda me costa moito expresar o que sento.

Mentres algo da mitoloxía.


O Hermafrodito


No libro IV da Metamorfose, Ovidio cóntanos a historia do
Hermafrodito.

Este era fillo de Afrodita e Hermes, en honra dos cales recibiu o seu nome, unha mestura do nome dos seus pais.


Afrodita (Venus para os romanos), ao sentirse culpable de adulterio, separouse do seu fillo e deixouno no monte Ida (en Frixia) ao cuidado das ninfas do monte (As Náiades), por quen foi criado.



Co paso do tempo, o neno converteuse nun mozo de gran beleza. Un bo día, Hermafrodito decidiu saír a percorrer as terras gregas. Indo de camiño a Caria, en Halicarnaso, o exceso da calor daquel día fíxoo aproximarse a un lago para refrescar o seu corpo, e sacando a roupa, púxose a nadar espido.


A náiade Salmacis, que era a única ninfa a quen el non coñecía, pasaba o seu tempo mergullándose no seu propio lago, peiteando os cabelos cun peite de madeira de buxo ou co corpo envolto nun vestido transparente, deitada sobre as follas brandas ou nas herbas e tamén noutras ocasións recollendo flores. Precisamente estaba a recoller flores cando viu ao mozo, e ao observar o seu corpo espido, sentiu unha atracción inmediata cara a el e non tardou en espirse e achegárselle para tratar de conquistalo, pero o mozo resistiuse.
Aínda así, a ninfa non desistiu no seu empeño e abrazouno fortemente, arrastrándoo ao fondo, mentres loitaba con el, suplicou aos deuses para que non separasen os seus corpos, dicindo: Aínda que loites, maldito, non por iso vas fuxir! Deuses, facede que nada poida xamais separalo de min nin separarme del!.

Os deuses, atendendo a súa súplica, concedéronlle o seu desexo e ambos corpos fusionáronse para sempre nun só ser, de dobre sexo.


Hermafrodito suplicou aos seus pais, os deuses, que todo mozo que se bañase naquel lago correse a súa mesma sorte. Desta forma, o lago arrebataría a virilidade a todo aquel que se bañase nel, tal como así llo concederon os deuses.


Este mito foi a orixe ao uso da expresión
"hermafrodita", para describir ás persoas intersexuais.



Versión en castelán


Durante el mes de septiembre estuve perdida en una densa niebla, no actualicé el blogue porque no tenía ni podía decir nada. Perdonad por volver de nuevo con una entrada que ya hace tiempo que saqué, entonces casi no tenía seguidores por lo que espero sea una novedad.
Estoy preparando otra personal pero aún me cuesta mucho expresar lo que siento.

Mientras algo de mitología.


El Hermafrodito

En el libro IV de la Metamorfosis, Ovidio nos cuentan la historia del Hermafrodito.

Éste era hijo de Afrodita y Hermes, en honra de los cuales recibió su nombre, una mezcla del nombre de sus padres.


Afrodita (Venus para los romanos), al sentirse culpable de adulterio, se separó de su hijo y lo dejó en el monte Ida (en Frixia) al cuidado de las ninfas del monte (Las Náyades), que lo criaron.


Con el paso del tiempo, el niño se convirtió en un chico de gran belleza. Un buen día, Hermafrodito decidió salir a recorrer las tierras griegas. Yendo de camino a Caria, en Halicarnaso, el exceso de calor de aquel día lo hizo aproximarse a un lago para refrescar su cuerpo, y sacando la ropa, se puso a nadar desnudo.


La náyade Salmacis, que era la única ninfa a quien él no conocía, pasaba su tiempo sumergiéndose en su propio lago, peinando los cabellos con un peine de madera de boj o con el cuerpo envuelto en un vestido transparente, acostada sobre las hojas blandas o en las hierbas y también en otras ocasiones recogiendo flores. Precisamente estaba recogiendo flores cuando vio al chico, y observando su cuerpo desnudo, sintió atracción inmediata hacia él, no tardndo en desnudarse y acercársele para tratar de conquistarlo, pero el chico se resistió.


A pesar de todo, la ninfa no desistió en su empeño y lo abrazó fuertemente, arrastrándolo al fondo, mientras luchaba con él, suplicó a los dioses para que no separaran sus cuerpos, diciendo:
Aunque luches, maldito, no por eso vas a huir! Dioses, haced que nada pueda jamás separarlo de mí ni separarme de él!.

Los dioses, atendiendo su súplica, le concedieron su deseo y ambos cuerpos se fusionaron para siempre jamás en un único ser, de doble sexo.


Hermafrodito suplicó a sus padres, los dioses, que todo joven que se bañara en aquel lago corriese su misma suerte. De esta forma, el lago arrebataría la virilidad a todo aquel que se bañase en él, tal como así se lo concedieron los dioses.


Este mito fue el origen al uso de la expresión
"hermafrodita", para describir a las personas intersexuais.

16 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué historia más hermosa es esta del hermafrodita.
¿Sabes, querida Dilaida? En mi último viaje a Roma, pude contemplar una escultura bellísima del hermafrodita en la Galería Borghese. Es una auténtica preciosidad.

En cuanto a tu alejamiento del blog y aquello que te ha tenido preocupada, deseo con todas mis fuerzas que ya haya pasado. La buena gente, como tú lo eres, no merece sufrir.

Un beso con todo mi cariño, y envuelto en un abrazo amistoso.

Rita dijo...

Me alegro que estés de nuevo por aquí, espero que te repongas pronto y poder seguir disfrutando de tus escritos, a veces la vida o la salud nos juega esas malas pasadas, ánimo que todo pasa
bicos

MAMÉ VALDÉS dijo...

Un gran saludo, yo también estoy recurriendo a entradas de cuando no "me leía nadie" pero no por ello dejan de tener interés es una forma de darle vida a nuestros blog, me alegro de tu vuelta...

Jose Vte. dijo...

Vuelve con tus actualizaciones cuando lo consideres oportuno o cuando te encuentres bien. Si que es verdad que te echamos de menos.

La historia mitológica que nos traes, es bien interesante.
¡Hay!, pobres griegos, padres de la humanidad moderna, quien los ha visto...

Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Unha aperta, Dilaida.

Anna Jorba Ricart dijo...

Me alegro de que vuelvas a estar con nosotros.
La historia de hermafrodita me ha gustado pues no la recordaba.
He conocido casos en el Hospital Infantil de verdaderos hermafroditas, complejo problema que se ha de abordar no solo solucionando lo fisico sino lo psicologico.
Espero que poco a poco puedas retomar tu actividad y estamos aquí para apoyarte y para lo que precises.
Un beso.

Eastriver dijo...

Dilaida, pues ya me extrañaba, todo septiembre es mucho tiempo. De todas formas septiembre es un mes loco.

Me suena mucho que el texto sobre Hermafrodita ya lo leí. Te mando un abrazo y espero que lo que dices no sea nada duro ni malo. Un besazo y háblanos de tus nietos y de tus gatos... Petons

Encarni dijo...

Dilaida, lo más importante es que te recuperes poco a poco, dale tiempo al tiempo para que puedas superar esa mala racha que te ha tenido ausente. Tu salud es lo más importante, para ser fuerte en los contratiempos. DEseo de corazón que te hayas repuesto.

Un abrazo fuerte.

emejota dijo...

Dilaida, supuso que estarias liada y con mis propios lios, pues como que esperaba encontrarte de un momento a otro. Ahora si que me has dejado preocupada. Estaré al tanto.
Huelga que diga que te cuides, más te vale, ¿o.k.? Y no son palabras, que una servidora suele "materializar". Bico.

zeltia dijo...

Preciosa historia mitológica detrás de una circunstancia física que no debe ser fácil de llevar.
Hace poco pusieron una película, bastante buena, que contaba la historia basada en hechos reales de una persona, rol femenino, a la que sus padres dejaron sin operar hasta que ella fuese lo suficiente mayor para decidir cual sería su orientación sexual.
Resultó extraño que la primera persona de la que se enamoró fue un chico, pero en sus relaciones sexuales ella adoptaba el papel masculino y el "el femenino"...
que complejos podemos ser, verdad?

Un abrazo, Dilaida, me alegro mucho de ver el blog de nuevo en actividad; y espero que eso suponga el inicio de tu recuperación anímica.

essta vez o comentario vai en castelán, acabo colgar o teléfono despois de estar falando cunha persoa que non é galegofalante, e viróuseme o chip

ARO dijo...

Una bella historia.

A veces nos pasa a todos eso de que nos quedamos sin nada que decir, espero que ya estes nuevamente a tope. Un saludo y bienvenida.

Concha López Fernández dijo...

As pegadas das persoas queridas son fondas e duradeiras. Pero non te apures, pois pouco a pouco van asentando e, a pesar de conservar a súa fondura, vanse volvendo moles.

Bonita historia mitolóxica.

A miña benvida. Botábaseche de menos.

Apertas e apretas.

Txema dijo...

Pues me alegro de que vuelvas a la actividad y con un relato interesante que, me parece, ya leí en su día.

Pero siempre es bueno recordar.

saludos

Raposo dijo...

Alégrome que estea de volta e desexo que a súa situación personal vaia mellorando.
Unha aperta.

Maripaz Brugos dijo...

Dilaida, yo te habia echado de menos mucho, pero como el verano es lóco pensaba que estarias fuera. Ya formas parte de manera muy especial de este grupo de blogeros amigos.
Deseo con todo mi corazón que te recuperes. Te necesitamos a tí y a tus bellos escritos.
Bicos, querida amiga.

Aldabra dijo...

semella que andiveche un pouquiño "pochiña" ven por ti o por outra persoa, non o sei; a door sempre é door de tódolos modos.

ogallá que xa vaias collendo forzas.

eu andiven tamén un tanto alonxado do blog por ocupacións persoais por eso non me dou tempo a votarte en falta.

biquiños e moita enerxía positiva.