miércoles, 31 de agosto de 2011

Cousas da vida





As catro son fermosas, locen a súa fermosura cada unha á súa maneira, sen facer de menos á súa veciña, non necesitan presumir dos seus antergos, porque elas locen polos seus méritos e teñen claro que os méritos non se herdan.


Disque sempre lle estaba a contar o mesmo, ela non soportaba a aquela muller, pero non tiña más remedio que seguir indo todos os días limpar a súa casa. Vixiaba mentres ela limpaba, ía detrás pasando a man a ver se deixara algo sen limpar, e mentres a perseguía de habitación en habitación, non paraba de falar, preguntáballe o mesmo todos os días.


- Os seus fillos que fan, están a aprender un oficio?


- Xa lle dixen que están no instituto.


- Ai, agora estuda todo o mundo!, é o mesmo que sexas fillo dun médico ou no seu caso dunha muller do servizo. Claro despois pasa o que pasa..., eses rapaces... nunca chegan a nada. O meu neto vai ser avogado coma o seu pai e o seu avó e os seus fillos terían que ser o que son os seus pais.


- Pois non, señora, os meus fillos van ser o que eles queiran, para iso teñen aos seus pais que traballan para eles. E vostede, xa que quere que o seu neto sexa avogado, faría ben en vixialo e ir preguntar ao instituto as veces que vai a clase.


Disque, despois de algúns anos un dos fillos do albanel e a "chacha" é profesor no mesmo instituto no que el estudou e o outro traballa como periodista nun xornal de tirada nacional, o neto da "señora" despois de ter fracasado na universidade, fíxose das xuventudes dun partido político e hai quen di que sendo neto e fillo de quen é, poida que o agarde un "bo futuro".


Versión en castelán


Las cuatro son hermosas, lucen su hermosura cada una a su manera, sin menospreciar a su vecina, no necesitan presumir de sus antepasados, porque ellas lucen por sus méritos y tienen claro que los méritos no se heredan.


Por lo visto, siempre le estaba contando lo mismo, ella no soportaba a aquella mujer, pero no tenía más remedio que seguir yendo todos los días a limpiar su casa. Vigilaba mientras ella limpiaba, iba detrás pasando la mano a ver si había dejado algo sin limpiar, y mientras la perseguía de habitación en habitación, no paraba de hablar, le preguntaba lo mismo todos los días.

- Sus hijos que hacen, están aprendiendo un oficio?

- Ya le dije que están en el instituto.

- ¡Ai, ahora estudia todo el mundo!, lo mismo da que seas hijo de un médico o en su caso de una mujer del servicio. Claro después pasa lo que pasa..., esos chicos... nunca llegan a nada. Mi nieto va a ser abogado como su padre y su abuelo y sus hijos tendrían que ser lo que son sus padres.

- ¡Pues no!, señora, mis hijos van a ser lo que ellos quieran, para eso tienen a sus padres que trabajan para ellos. Y usted, ya que quiere que su nieto sea abogado, haría bien en vigilarlo e ir a preguntar al instituto las veces que va a clase.

Por lo visto después de algunos años uno de los hijos del albañil y la "chacha" es profesor en el mismo instituto en el que él estudió y el otro trabaja como periodista en un periódico de tirada nacional, el nieto de la "señora" después de haber fracasado en la universidad, se hizo de las juventudes de un partido político y dicen que siendo nieto e hijo de quién es, puede que le espere un "buen futuro".




23 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

A "señora" éche da mesma corda do que negou o dereito á escolarización alegando o que puxen na entrada última do blog.
É posible que o rapaz teña un cheirento futuro: hoxe chegoume una frase famosa que dí "ós políticos e ós pañais hai que cambialos con frecuencia e polo mesmo motivo"

Encarni dijo...

Conozco algunos hijos que les pagaban una carrera en universidades privadas, gastandose un pastón para luego ser hijo de papá, con futuro claro, porque eso es cuestión de dinastías.

Este relato me ha llegado, mucho.

Un beso.

Estoy de acuerdo con Mariajesus, las cosas se desgastan y se ensucian y hay que cambiarlos, si fueran conscientes de eso...

RGAlmazán dijo...

No hay igualdad de oportunidades, pero la diferencia se ha estrechado bastante. Y hoy puede ocurrir que los de abajo suban y los de arriba...
también.
Bicos

Salud y República

Felipe dijo...

A mi madre le dijo una "señora" que no se sacrificase tanto ya que los hijos de los pobres no llegan a ser nada.

Un hijo de la "señora" es taxista y yo profesor de Instituto.Ambas profesiones muy honradas.

Bicos

(He recordado a mi pobre madre ya muerta)

Isabel Martínez Barquero dijo...

Los endiosamientos de los pudientes son insoportables, Dilaida. Además, la vida da a quien lucha y se esfuerza, está claro, independientemente del apellido.

Las fotografías son una auténtica hermosura. Cuánta belleza en esas flores.

Bicos.

Jose Vte. dijo...

Afortunadamente se ha igualado bastante el asunto de la educación y la preparación.
Pero siempre habrá quien odrá enviar a los niños a estudiar al extranjero a cultivarse en eso de los idiomas y a estudiar en las mejores universidades que se pueden pagar. Otros a sacar nota para la selectividad
Desgraciadamente siguen habiendo "clases"

Un abrazo

zeltia dijo...

A min, non sei moi ben polo qué -tería que meditar- isto que escribiches, entristéceme...

as dalias que lindas...!

emejota dijo...

Solo se que quien se esfuerza con ahínco y de forma continuada llega donde aspiraba, mas tarde o mas temprano, pero llega. Siempre han habido clases y las seguirá habiendo: los sabios y los necios. Inevitable, lo demás, tan solo circunstancias. Beso.

Xan dijo...

Non se herdan os meritos e o esforzo; pero non hai máis que ver a política, onde seguen mandando os fillos e netos de franquistas asasinos e o que é aínda peor queréndonos dar leccións de democracia.
Bicos

Concha López Fernández dijo...

Rodéannos a diario demasiadas "señoras" que se empeñan en coutar con comentarios improcedentes as expectativas das persoas que traballan para elas, sen darse conta de que o tempo coloca cada cousa no seu sitio...

Anna Jorba Ricart dijo...

Vuelvo a estar con el blog activo Dilaida, te seguiré leyendo.
Un beso grande.

Aldabra dijo...

¡canta razón tés!

¡que mala leite esa xente que sigue marxinando e menospreciando!

dan gañas de escupirlles enriba.

biquiños,

Aldabra dijo...

olvidóuseme decirche que están moi fermosos os teus netos...

e tamén que as dalias me gustan moito, miña nai as plantaba para levalas ó cemiterio o poñelas en xarróns na casa.

biquiños,

Isabel Romana dijo...

Lo que me conmueve de esta historia que has narrado es lo cerca que estamos de que cambien los papeles. Quiero decir que con los recortes en educación, los hijos de los albañiles aprenderán lo que puedan y como puedan en condiciones pésimas, y los hijao de la señora irán a buenos colegios de pago de los que saldrán ya colocaditos, que para eso sus papás se habrán ocupado de que el gobierno les pague los estudios. Y si no, al tiempo... Besos, querida amiga.

Raposo dijo...

Para os que non saben facer nada a política é un bo recurso. Fíxate en Rajoy!!

Rita dijo...

Hola querida Dilaida, acabo de regresar de tu querida Galicia y no puedo dejar de decírtelo, ME HA GUSTADO MUCHIIIIIISIMO, así con mayúscula, sabía que era bonita pero no pensé que tanto, no me ha dado tiempo de verlo todo y se que tengo que volver, me he quedado extasiada de verdad
Bicos

paideleo dijo...

En muitos casos ten razón xa que estamos nunha pluticracia onde impera o nepotismo.
Pero hai que seguir luitando.

paideleo dijo...

Plutocracia no canto de pluticracia.
Síntoo.

Maripaz Brugos dijo...

A pesar de las oportunidades para estudiar en la actualidad de las clases mas bajas, siempre habrá gente que se cree superior de las familias pudientes.
Tus nietos están preciosos.
Bicos

zeltia dijo...

non actualizas?
espero que todo ben... que agora vén o outono dourado!

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Dilaida:

¡Hermosas flores!

El relato es muy veraz como sacado de la vida misma, por aquí sucede lo mismo: Algunos compran el diploma y otros lo obtienen a base de sacrificios.

Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

¡Buenas y santas! ¿Aún sin actualizaciones? pregunté por tí a nuestra común amiga María Jesús y me dijo que estás con montones de trabajo. Se te añora, lo sepas.
Salu2

zeltia dijo...

a foto da cabeceira debería animarte a escribir algún post, outra vez.
¿si?
veña...
mal non che pode facer.