viernes, 20 de enero de 2012

Un debuxo de Castelao e unha fábula










Coa calma que sabemos que gasta sempre o sapo, marchaba un, non lembro, xa onde foi nin cando, para onde nin que fin levaba. Metida, como teñen por costume, nun burato, achábase unha cobra, que en son de burla lle di: "Amigo, se non apura máis o paso apóstolle e non perdo, de seis a sete cartos que ao fin a onde quere chegar, lle levará un ano".


Parouse un intre o sapo e o corpo revirando para ver á que falaba, e contesta o bo sapo: "Si é certo, amiga miña, que sempre vou a modo, que gasto moita calma, que non altero o paso, en troques, non se fixa que nunca vou de arrastro?"


Se moitos que eu coñezo, e o nome aquí me calo, en vez de ir como a cobra marcharan como o sapo, pregunto eu, medrarían, tal como vemos hoxe, tanto?



Versión en castelán

Con la calma que sabemos que tiene siempre el sapo, marchaba uno, no recuerdo, ya donde fue ni cuando, para donde ni que meta llevaba. Metida, como tienen por costumbre, en un agujero, se hallaba una culebra, que en tono de burla le dice: "Amigo, si no apura más el paso le apuesto y no pierdo, de seis a siete monedas que al final a donde quiere llegar, le llevará un año".


Se paró un mometo el sapo y dándose media vuelta para ver a la que así hablaba, le contesta el buen sapo: "Sí es cierto, amiga mia, que siempre voy despacio, que lo tomo con calma, que no altero el paso, a cambio, ¿no se fija que nunca me voy arrastrando?
"

Si muchos que yo conozco, y el nombre aquí me callo, en vez de ir como la cobra marchasen como el sapo, pregunto yo, ¿crecerían, tal como vemos hoy, tanto?

16 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Hay quien se arrastra por codicia, por ruindad, por...., bueno dejemoslo estar...
jejejeje¡ Dilaida, el humor que no falte...
Un beso.

Encarni dijo...

El mundo animal es tan variado y tan variopinto, que si existen será por algún motivo, digo yo. No sé.

Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Sin arrastrase, sin duda. Muchos arrastrándose llegan lejos aunque a su paso destrocen lo que tocan.
Bicos

Salud y República

rivela dijo...

Seguranmente chegarian pero non tan pronto, eu creo que todos temos en mente unha persoa ao ler a tua fabula. biquiños

Felipe dijo...

Y es que algunos prefieren arrastrarse para conseguir sus oscuros fines sin pararse y decir:por qué es necesario perder la dignidad?

Bicos

MAMÉ VALDÉS dijo...

¡Bienaventurado los pelotas que de reboten irán al cielo!

Un saludo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Arrastrándose, nunca. Prefiero ser como el sapo, aunque llegue tarde.
Estupenda fábula, Dilaida.
Bicos.

Rita dijo...

Por eso son así de malas personas, si es eso lo que estás pensando, porque son serpientes amiga, la naturaleza sabe mucho
Bicos

José Vte. dijo...

Yo, aunque no puedo saltar, tampoco quiero ir arrastrándome.
Muchas gracias por tu apoyo al nuevo proyecto literario.

Un abrazo

paideleo dijo...

Coincidimos falando de sapos.
Ti creo que falas dalgún sapo da aristocracia e eu dalgún porco de pe.

Maripaz Brugos dijo...

Eso de arrastarme no va conmigo. Prefiero pasito a pasito llegar segura a mi destino.
Que buena fábula como siempre.

Aldabra dijo...

como tamén dixo Castelao: Denantes mortos que escravos.

biquiños,

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Dilaida:

Muchos, muchos hay así por todos lados y siguen siendo así, como si nada.

Abrazos.

A nena do paraugas dijo...

Nunca me gustou andar arrastro, por moito que se apure. Tarde ou cedo se acaba por estragar o "traxe". Mellor a modiño, pero de pé, con caxato se cómpre, para non perder o equilibrio, pero de pé!

Bicos.

Juan Carlos dijo...

Siempre mejor andar que arrastrarse.
Ya he corregido el topónimo que tanto tú como María Jesús me habéis hecho ver que estaba mal puesto. Y mea culpa, que tenéis razón en criticarlo.
Salu2

zeltia dijo...

que boa resposta!
(aplicable a todo)