miércoles, 14 de marzo de 2012

Donicela, denosiña, dona, doniña, farridiña, adelociña, delonciña, delosiña, donosiña, dona das paredes.



Segundo a mitoloxía galega, a donicela é un animal velenoso, o seu veleno fai un efecto instantáneo. Por iso, di o refrán: "Se te morde a donicela busca camisa para a terra".

Morde sempre no pescozo ás vítimas. Atráena as roupas vermellas. As cabras e as vacas criando deixan de dar leite se as morde no ubre. Hai que tratala con moito respecto, pois é vingativa e persegue aos que a difaman.
Sábese que noutros tempos a donicela facía de gato e vivía nas casas cos humanos, pero sempre andaba argallando entre os cacharros e rompía toda a louza.

Na mitoloxía greco-latina conta Ovidio na Metamorfose (IX, 280-323)

Cando Alcmena estaba embarazada de Hércules, Xuno, a celosa esposa de Xúpiter, tentou evitar que este nacese. Os seus plans foron frustrados por Gálantide, a serva de Alcmena, quen dixo a Xuno que o neno xa nacera. Xuno, por enganala, transformouna nunha donicela.

Así o conta Alcmena:

"Galántide pertencente ao vulgo, de loura cabeleira, activa no desempeño das miñas ordes e a miña predilecta polos seus servizos. Advertiu ela que algo ocorría por obra da hostilidade de Xuno, e ao saír e entrar con frecuencia pola porta, viu á deusa sentada no altar e apertando sobre os xeonllos os brazos cos dedos entrelazados, e díxolle:
"Quenquera que sexas, felicita á miña señora. A Argólida Alcmena está libre, deu a luz e ve cumpridos os seus anhelos".
A deusa que manda na matriz deu un salto, e sobresaltada deixou soltas as mans: unha vez soltadas ligaduras, tamén eu quedei libre. Dise que Galántide riu ao ver burlada á divindade. Mentres ría colleuna a cruel deusa polos cabelos e arrastrouna; querendo ela levantar da terra o corpo, a deusa impediullo e cambiou os seus brazos en patas dianteiras. Subsiste na súa antiga actividade; tampouco as súas costas perderon a cor que tiñan; a súa forma é diferente da anterior. E por axudar a unha que está a parir con boca mentireira, pare pola boca e habita no noso domicilio como tamén antes o facía".





Versión en castelán


Según la mitología gallega la comadreja es un animal venenoso, su veneno hace un efecto instantáneo. Por eso dice el refrán: "Si te muerde la comadreja busca camisa para la tierra".

Muerde siempre en el cuello a las víctimas. La atraen las ropas rojas. Las cabras y las vacas criando dejan de dar leche se las muerde en las ubres. Hay que tratarla con mucho respeto, pues es vengativa y persigue a los que la difaman.
Se sabe que en otros tiempos la comadreja hacía de gato y vivía en las casas con los humanos, pero siempre andaba enredando entre los cacharros y rompía toda la loza.

En la mitología greco-latina cuenta Ovidio en la Metamorfosis (IX, 280-323)

Cuando Alcmena estaba embarazada de Hércules, Juno, la celosa esposa de Júpiter, intentó evitar que éste naciera. Sus planes fueron frustrados por Gálantide, la sierva de Alcmena, quien dijo a Juno que el niño ya había nacido.Juno, por engañarla, la transformó en una comadreja.

Así lo cuenta Alcmena:

"Galántide perteneciente al vulgo, de rubia cabellera, activa en el desempeño de mis órdenes y mi predilecta por sus servicios. Advirtió ella que algo ocurría por obra de la hostilidad de Juno, y al salir y entrar con frecuencia por la puerta, vio a la diosa sentada en el altar y apretando sobre las rodillas los brazos con los dedos entrelazados, y le dijo:
"
Quienquiera que seas, felicita a mi señora. La Argólida Alcmena está libre, ha dado a luz y ve cumplidos sus anhelos".

La diosa que manda en la matriz dio un brinco, y sobresaltada dejó sueltas las manos: una vez soltadas ligaduras, también yo quedé libre. Se dice que Galántide se rió al ver burlada a la divinidad. Mientras reía la cogió la cruel diosa por los cabellos y la arrastró; queriendo ella levantar de la tierra el cuerpo, la diosa se lo impidió y cambió sus brazos en patas delanteras. Subsiste su antigua actividad; tampoco su espalda ha perdido el color que tenía; su forma es diferente de la anterior. Y por haber ayudado a una parturienta con boca mentirosa, pare por la boca y habita en nuestro domicilio como también antes lo hacía".

21 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Hera siempre fue una diosa amén de celosa algo cabronz... metijosa ¿verdad?
Salu2

Rita dijo...

Nunca te acostarás sin saber una cosa más, ya se porque a a algunas personas se les llama comadrejas, lo que no sabía tampoco es que fueran venenosas, que suerte, aquí no hay
Bsss

Anónimo dijo...

Pwero creo que son mentira todas esas crenzas sobre a dinocela, non?

Dilaida dijo...

Juan Carlos para ser celosa tenía motivos, lo que ya no estaba tan bien es que siempre, su ira la descargaba sobre quien no debía.

Dilaida dijo...

Rita no creo que sean venenosas, no siempre las leyendas tienen algo que ver con la realidad. También la mitología gallega dice que pare por la boca y eso no es más que un mito.

Dilaida dijo...

Anónimo
Pois si, imaxino que a maioría só son mentira, é mitoloxía.

A nena do paraugas dijo...

Pois eu teño visto algunha rondando a horta da miña nai e son ben bonitas. E escorregadizas.
Iso si, hai que ter o galiñeiro ben protexido, ou non deixan nada!

RGAlmazán dijo...

Otro mito bello. Y es que, por lo que cuentas, Galicia es tierra de mitos.
La comadreja me parece un animal inofensivo, a pesar del mito y de lo que ella se dice.
Bicos

Salud y República

Aldabra dijo...

mira que eran complexas as vidas dos deuses, sempre con feitizos, envexas e historias.

biquiños,

zeltia dijo...

pois eu nunca vin ningunha na miña aldea, pero cando vivía alí, de pequena, tíñalle moito medo. Tìñalle medo sin ter visto algunha.
Pero é que me advertían...

asi que, para min, as donicelas eran uns seres perigosos e astutos.

mariajesusparadela dijo...

Mala sona ten.

José Vte. dijo...

Ya se dice aquello de "eres astuta y mala como una comadreja".
Muy interesantes las leyendas que cuentas.

Un abrazo

Isabel Barceló Chico dijo...

La comadreja se consideraba un animal de mal agüero en la antigüedad y fatal para los partos... Parece que era como cruzarse ahora con un gato negro. Encantador post, querida amiga. Besos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Bien hay que guardarse de las comadrejas, está claro.
La parte de mitología que nos dejas, una gozada, como siempre.
Bicos, querida Dilaida.

MAMÉ VALDÉS dijo...

No hay día que no aprenda algo nuevo e interesante en la blogsfera un saludo.

Maripaz Brugos dijo...

Uff, que bichejo la comadreja. Una delicia como siempre tus relatos de la mitologia.
Bicos

Chousa da Alcandra dijo...

Pois a min a súa fonética "Donicela" sempre me agradou tanto que, por máis que miña nai dicía que viña comer os coelliños pequenos, sempre me sentía por ela admiración.
Que cousas!

Eastriver dijo...

Los mitos gallegos siempre tienen esa relación tan directa con la muerte. Supongo que por eso tu tierra es mágica.

felicitat dijo...

Me encantan siempre tus historias, porque no conozco casi nada de la mitoligía. A mi me decía mi abuela que siempre andava como una comadreja... será porque andava revolviendo los cajones a ver que encontrava, nunca lo habia relaicionado porque no conocía el significado del dicho... jajaja!
Un beso,

paideleo dijo...

A xente do campo sempre tivo respeito polos posibles rivais como lobos, raposas e donicelas e así crearon nomes pouco ofensivos para eles como donicela ou doniña supoño que para suavizar a ferocidade doanimal.

Encarni dijo...

A veces ocurre que siempre paga quien menos culpa tiene, cosas de diosas supongo, pero bueno en la vida también hay personas así, lo que pasa es que pueden pasar por gatunos o gatunas, y luego descubrimos el disfraz tarde.

Siempre aprendo cosas nuevas con tus historias sobre la mitología.

Un abrazo.