jueves, 28 de abril de 2011

Cousas


Hai uns días así estaba o meu marmeleiro, hoxe xa lle caeu toda a flor e están a medrar os froitos

O TSXG admite a trámite o recurso da RAG contra o decretoEnlace



Simónides de Ceos (556-467 a.C), poeta lírico grego que compuxo un gran número de poemas. Os seus versos distínguense pola procura da cordura e a prudencia.


Hai un conto: que a Virtude

habita nunha rocha escarpada

onde un coro de ninfas áxiles


sérvea. En canto aos mortais,

non poden todos vela, e só


o que de dentro bota unha suor

que lle devora a alma, e chega


da súa coraxe até o cume.

O canto coral 28 (74 P) Simónides de Ceos





Versión en castelán

Simónides de Ceos (556-467 a.C), poeta lírico griego que compuso un gran número de poemas. Sus versos se distinguen por la búsqueda de la cordura y la prudencia.


Hay un cuento: que la Virtud


habita en un peñasco escarpado


donde un coro de ninfas ágiles

la sirve. En cuanto a los mortales,

no pueden todos verla, y sólo


el que de dentro echa un sudor


que le devora el alma, y llega


de su coraje hasta la cumbre.


El canto coral (28(74P) Simónides
de Ceos

19 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

E os que xa chegamos e estamos mais que fartos, ¿qué temos que facer?

É precioso ver esa cerdeira en flor. Xa se me fai a boca auga.

RGAlmazán dijo...

Es verdad que vivimos en un mundo, donde constantemente te invitan a no ser honrado.
Bicos

Salud y República

m.eugènia creus-piqué dijo...

No conocía el poema.Bicos.

emejota dijo...

Preciosísima entrada, estas imágenes, incluida la de entrada alegran la vida, si se dispone del tiempo suficiente para reparar en ellas.
Gran realidad la del poeta que citas. Es que los antiguos ya conocían de largo las emociones. Bicos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me llegan hoy especialmente estos versos de Simónides de Ceos.
Como todos, quisiera planicies, mesetas, caminos llanos; pero la vida es abrupta y de sendas escarpadas en ocasiones. Quizá en esas cumbres se encuentre la virtud, quizá.
Miles de besos, querida Dilaida.

Anna Jorba Ricart dijo...

No conocia al autor de estos versos tan antiguos,son como reliquias....El cerezo cuando brote menudos frutos...es una suerte Dilaida disfrutar de esa riqueza natural...

zeltia dijo...

sorprendente este post misceláneo!

[e ti fas marmelo? -por certo que é ben bonita a árbore-
e grazas pola noticia reconfortante da admisión a trámite o recurso contra o decretazo
e compartir estes versos tan antigos!]

Merce dijo...

marmelo mmmmmmmmm e que ata me sabe ben pronunciar esa palabriña
maaaaaarmelo!!! ÑAM!!!

Bicos a moreas :)

Xan dijo...

ería bonito gozar da flor e o froito. Non confiou nada nos impostores que ditan sentenzas.
Un saúdo

Rita dijo...

Cierto, que difícil es encontrarla, me ha gustado
bicos

Concha López Fernández dijo...

Extraña mestura de versos e incipientes froitos de marmelo.
Como din por aquí... mmmmmmmmmmm! Marmelo! Co traballo que dá consiguir un rico doce de marmelo!

Bicos.

Jose Vte. dijo...

Se busca y se busca, pero que dificil es encontrarla.
Los antiguos eran sabios.

Un abrazo

Maripaz Brugos dijo...

Un poema muy bonito Dilaida...venia a despedirme, me voy unos dias a Sevilla.
Bicos

Scarleth dijo...

Cordura y prudencia...

aun trato de aprenderlas.

Un verso hermoso.

Isabel Romana dijo...

Preciosas flores aún en capullo y hermosa la reflexión. Me gusta que la virtud - aunque nos sea tan inaccesible - esté servida por ninfas. Un abrazo, querida amiga.

Chousa da Alcandra dijo...

O teu marmeleiro ten mellor pinta que as miñas mazairas. Este ano, se quero comer mazás..., vou ter que mercalas!

Bicos dende a cerdeira

Aldabra dijo...

Fermosa foto a do marmeleiro e sabios versos. A virtude, ¿qué significa hoxe en día a virtude? Daría para un longo debate. Biquiños.

zeltia dijo...

Penso nas túas cereixas!!!!
xa deben estar a puntiño, a puntiño...

Non esquecín a túa invitación. Se tivera ponte este finde, que non a teño, planteábame en serio facerche unha visita.
aparte de ter gana de te coñecer, escorrégame o cuspe polos recantos da boca...

felicitat dijo...

Así estamos todavía Dilaida, como capullos en flor! Precioso poema, y magníficas fotos!!! Besos.