miércoles, 24 de agosto de 2011

Reflexións


Foto tomada http://www.xeologosdelmundu.org/?q=es/node/847


Foto tomada de http://bamopablog.files.wordpress.com/2008/04/pies-descalzos.jpg


Foto tomada de http://efluvismodiario.blogspot.com/2011/04/al-90.html




Foto tomada de http://www.elmundo.es/elmundo/2011/08/19/espana/1313737025.html

Cal é o verdadeiro representante do Cristo, do que falan os evanxeos?

¿Cuál es el verdadero representante del Cristo, del que hablan los evangelios?

6 comentarios:

Eastriver dijo...

jajaja, son Prada color vino, que lo sepas, jajaja. Petons

RGAlmazán dijo...

Cualquiera menos el zapatitos rojos. Es una provocación que él entiende como una simpleza sin más. Lo que es "tener altura de miras".
(Por cierto Ramón, estos zapatos no son de Prada, son de Stefanelli que no estás al día y cuestan 3500 euros, un abrazo)

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Os zapatos non llos fixo Zapatero, pero leva abondo para mercar outros.
Polo precio de zapatos coma eses, compro eu un tractorciño de segunda man.

zeltia dijo...

efectivamente non lle fan falta palabras ás imaxes.

o do precio dos zapatos... será verdade?

Aldabra dijo...

eu tamén me fixei nos zapatos do papa, aínda que estes días pasados non acendín moito a tele, tiña medo de padecer unha indixestión profunda.

vimos ó mundo desnudos... o resto é unha carreira de obstáculos, ¿quén da mais?

a verdade é que a túa reflexión é sabia e ocorrente... noraboa.

biquiños,.

Aldabra dijo...

Encontré esta noticia del día 31 de agosto del 2011:

http://www.diariovasco.com/v/20100831/al-dia-sociedad/papa-gustan-zapatos-rojo-20100831.html

"Benedicto XVI ha recibido un par de zapatos rojos nuevos de manos de Adriano Stefanelli, el artesano que le confecciona el calzado desde que fue elegido Papa, quien ha revelado que el Pontífice alemán los prefiere de un color rojo más vivo que Juan Pablo II «como símbolo de la sangre de Jesucristo y de todos los mártires cristianos».
Stefanelli fue recibido el pasado miércoles por el Pontífice en una audiencia privada, durante la que tuvo la oportunidad de entregarle personalmente el último par de zapatos realizados a medida.
Se trata de un valioso y cómodo calzado de piel de ternero o cabrito que Stefanelli elabora a mano en su taller de Novara (norte de Italia). Benedicto XVI suele utilizar este tipo de zapatos en los actos públicos y los ha llevado puestos durante todos los viajes apostólicos que ha realizado por Europa, América, Africa y Australia.
«Ha sido para mí muy emocionante que Benedicto XVI pudiera concederme una audiencia privada», ha explicado el artesano. Se trata de la primera vez que el Pontífice le recibe en privado, ya que en el pasado sólo le había dirigido unas palabras al final de la audiencia general de los miércoles.
Sin embargo, esta vez, el artesano pudo comprobar con satisfacción que los zapatos viejos del Pontífice estaban usados, «lo que significa que son cómodos y que se los pone», asegura. Stefanelli, que ya había confeccionado algunos zapatos para el Papa Juan Pablo II, fue contactado por el Vaticano en 2005 para que también se encargara del calzado a Benedicto XVI.
Desde entonces, el Pontífice alemán ya ha recibido cinco pares, contando con el de la semana pasada, aunque, dada la singularidad de su cliente, Stefanelli nunca ha querido cobrar nada por ello.
Clientes famosos
«Se trata de un regalo», puntualiza, negándose a revelar cuál sería el valor que tendrían los zapatos rojos del Papa en el mercado especializado. Además de Juan Pablo II y Benedicto XVI, también han recibido zapatos suyos Barack Obama o George W. Bush, entre otras personalidades.
Stefanelli confecciona todos sus modelos por encargo. Algunos de sus clientes han sido el presidente de Ferrari, Luca cordero di Montezemolo, o el presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández. En cuanto al precio medio que suele costar esta selecta mercancía es de unos 600 euros el par.
Según el artesano, el secreto de sus modelos está en «la calidad del material» y «el amor» con que han sido confeccionados, «siempre a mano y siguiendo una minuciosa pauta de trabajo». «Otra de sus características está en su simplicidad y limpieza, ya que no hay que olvidar que la belleza está en las cosas simples más que en la complicación», asegura el zapatero.
Stefanelli también recuerda con orgullo que con sus zapatos rojos, el Papa se ganó hace tres años «el título de hombre mejor vestido del mundo desde el punto de vista de los accesorios, según la revista estadounidense 'Esquire'». Una última curiosidad que Stefanelli revela en entrevista a la agencia Europa Press está en el color de los zapatos : «Mientras los de Juan Pablo II eran más granates, Benedicto XVI los prefiere de un rojo más vivo, como símbolo de la sangre de Jesucristo y de todos los mártires cristianos»."

biquiños,