miércoles, 26 de octubre de 2011

Beleza


O meu cabalo Khalil

Os teus fillos non son os teus fillos,

son fillos e fillas da vida


desexosa de si mesma.



Non veñen de ti, senón a través de ti,


e aínda que estean contigo,


non che pertencen.



Podes darlles o teu amor,


pero non os teus pensamentos, pois,


eles teñen os seus propios pensamentos.



Podes abrigar os seus corpos,


pero non as súas almas, porque elas


viven na casa de mañá,


que non podes visitar,


nin sequera en soños.



Podes esforzarte en ser coma eles,


pero non procures facelos


semellantes a ti


porque a vida non retrocede


nin se detén no onte.



Ti es o arco do cal os teus fillos,


como frechas vivas son lanzados.



Deixa que a inclinación,


na túa man de porteiro


sexa para a FELICIDADE


Khalil Gibrán


Versión en castelán


Tus hijos no son tus hijos,
son hijos e hijas de la vida
deseosa de sí misma.

No vienen de ti, sino a través de ti,
y aunque estén contigo,
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues,
ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas
viven en la casa de mañana,
que no puedes visitar,
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos
semejantes a ti
porque la vida no retrocede
ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual tus hijos,
como flechas vivas son lanzados.

Deja que la inclinación,
en tu mano de arquero
sea para la FELICIDAD

Khalil Gibrán

12 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

En este poema destaco la generosidad hacia los hijos, para que puedan volar libres, con sus propios pensamientos;esa aceptación no todos la practican pues a veces creen que sus hijos les pertenece y ejercen demasiada presión e influencia sobre ellos.
Cambia el punto de vista si eres hija a si eres madre.
Dilaida, deseo que sigas bien.

Txema dijo...

Este es uno de los poetas que más me gustan. Precioso poema.

Bicos

paideleo dijo...

Sabía del dende hai muito tempo e sempre quedei coa frase de que somos arqueiros.
O malo é atinar co alvo correcto para os nosos fillos !.

Juan Carlos dijo...

Es real y certísimo. Pero sólo se sabe cuando se llega a ser padre.
Salu2

zeltia dijo...

Lin este poema hai algúns anos, e cos ollos cheos de bágoas interioricei todo o que puiden esas palabras que me viñeron moi ben naquel momento en que o meu fillo deixou de ser un adolescente para emprender á súa vida de adulto.

A verdade é que actualmente retrasamos esa adolescencia ata unha edade en que os nosos pais xa consideraban que a xuventude quedara atrás.

ARO dijo...

Muy buen poema. Contiene verdades irrefutables.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Este poema de Khalil Gibran siempre me ha gustado, pues va directamente a poner freno al afán posesorio de los padres, llama a su generosidad. Por extrapolación, puede ser extendido a cualquier relación de la vida.

Tu caballo color canela, Khalil, es hermoso y estilizado. En la fotografía, luce como un paradigma de libertad. Belleza auténtica, en estado puro.

Bicos, dulce galleguiña, y mis mejores deseos para ti.

mariajesusparadela dijo...

qué precioso está o Khalil

emejota dijo...

Este poema me retrotrae a mi juventud, cuando se lo leí a mi madre, a ver si se enteraba, pero nada, ni p'atrás, y es que hay que disponer de ojos para ver y oídos para escuchar.
Magníficas imágenes. Beso.

Jose Vte. dijo...

Cuando uno llega a ser padre se da cuenta de cuanta verdad encierra este poema. Sobre todo cuando ya han crecido.

Un abrazo

Rita dijo...

Es precioso éste poema, muchos padres necesitan leerlo una y otra vez, los hijos son nuestra obra pero no para guardarla en una jaula
Bicos

Aldabra dijo...

Jibrán sempre dixo cousas moi sensatas, recurro a él moitas veces para esclarecer algunhas ideas.

biquiños,