martes, 18 de octubre de 2011

Días de lume e fume


Esta foto tomeina de internet






EU SON NINGUÉN. TI ES QUEN?

Eu son ninguén, ti es quen?
Es ninguén ti tamén?
Somos pois dous? -non o digas!

Pronto o divulgarían!
Ser alguén é unha fastío!
Que impúdico, cal a ra
presentarte todo o día
ao pantano que te admira!







Versión en castelán

YO SOY NADIE. ¿TÚ ERES QUIÉN?

Yo soy nadie, ¿tú
eres quién?
¿Eres nadie tú también?
Somos pues dos —¡no lo digas!
¡Pronto lo divulgarían!

¡Ser alguien es una lata!
¡Qué impúdico, cual la rana
presentarte todo el día
al pantano que te admira!

12 comentarios:

Rita dijo...

Que desastre amiga, viendo esas imágenes se me encoje el alma, como destroza el hombre la naturaleza. Ojalá lo puedan apagar pronto, es una gran desgracia destrozar así una tierra tan bella.
Pues si que estuve en Ourense y me gustó mucho como todo lo que vi, llovía y hacía un poco de frío pero eso fue una ventaja para poder caminar y ver cosas
Bicos

Txema dijo...

Maravillosa Emily Dickinson. Me alegro de que la cites y la conozcas.

Bicos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me erizo de ver las fotos del fuego que os asola. ¡Es espantoso! ¡Qué rabia siento por toda la pérdida de arbolado!

En cuanto al poema que nos traes de Emily Dickinson, es estupendo, todo un guiño, porque las vanidades hueras son estúpidas y hasta dan vergüenza ajena. Ah, la vanidad, la vanidad... A cuántos apresa entre sus fauces.

Bicos de nadie, por fortuna. ¡Qué lata ser alguien, jajaja!

Eastriver dijo...

Lo vi por la tele y pensé en vosotras. Me entristece hasta límites insospechados la gente que destruye el mundo, y la naturaleza. Lo siento como si entraran en mi casa y destruyeran lo que más quiero.

Y Emily D. no conocía el poema pero es impresionante. Yo hago eso. Sí, sí, qué cómodo ser nadie y que poco que te tocan los huevos. Grande. Me llevo el poema para mi antología personal.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Querida Dilaida, me gustó tanto el poema que he vuelto a por él. Lo pongo en el cobijo.
Gracias, mujer sabia.

Concha L. F. dijo...

Pouco a pouco vai despexando a espesa cortina de fume que en Ourense impedía ver as casas máis alá de 100m. Polo menos agora pódese abrir a fiestra á mañanciña sen que todo se cubra de cinsa.
Pero quedou impregando no nariz ese intenso olor a lume que lembrará durante moito tempo a insensatez na que cae aquela xente á que non lle importa nada máis ca facer mal...

Dilaida dijo...

Juan Carlos

¡Qué espanto! Lo de los incendios en Galicia es algo que después de tantos años sigo sin entender ¿a quién favorecen? A ver si empieza a llover en plan diluvio porque va a ser la única forma de apagarlos y de que los chiflados no lo enciendan.
Salu2

zeltia dijo...

como entendo o que sintes.
este verán entrou o lume na nosa eira da aldea!
certo que alí só había herbas secas, pero se chega haber leña apilada, ou un cuberto, palla,e tc. alá ía todo!

e o monte, malia ir retoñando fentos e toxos, da unha peniña velo todo denegrido...!

mariajesusparadela dijo...

Hoxe parece que imos respirar.

Maripaz Brugos dijo...

Uff, que pena ver los árboles ardiendo... cuando lo he visto en la tele,me acordé de ti que tanto amas la naturaleza.

felicitat dijo...

Que precioso poema. Y viendo las fotos... no somos nadie ante la naturaleza y sin embargo nos creemos con todo el derecho a destruir cuando nos place... qué somos más que ella? Sin su grandeza no seríamos nada menos que nada.

Un fuerte abrazo :)

Merce dijo...

Desde luego... y es que llevamos unos amaneceres que son para llorar...

Yo no recuerdo ver Ourense asi, tan asfixiado. Que rabia contenida, que impotencia y que desolador...

Y Ourense siempre tan olvidado!!!

Bicos a moreas!!!