jueves, 10 de noviembre de 2011

O pavo real


Zinnia


A natureza do pavo real é tal que se xacta tanto coa súa beleza que desexa voar, e ir e volver; pero cando ve os seus pés tan feos, entristece de tal maneira que non voa, senón que queda triste e doente.



Teñen moitos esta natureza de pavo real, porque moitos xáctanse tanto da beleza do seu corpo, que desexan voar, é dicir, elevarse na soberbia, pero se miran os seus pés, é dicir, a vileza da carne, non se levantan na soberbia, polo que Boecio afirma:
"Que hai máis feble que o home, que ata a picadura dun mosquito o mata?".


Ademais o pavo real ten na súa cola moitos ollos, e con isto indícanos a gran previsión que debemos ver o fin; pois Esopo di:
"O que fagas faino con prudencia e mira o fin".

Libellus de natura animalium






Versión en castelán


La naturaleza del pavo real es tal que se jacta tanto con su belleza que desea volar, e ir y volver; pero cuando ve sus pies tan feos, entristece de tal manera que no vuela, sino que queda triste y enferma.



Tienen muchos esta naturaleza de pavo real, porque muchos se jactan tanto de la belleza de su cuerpo, que desean volar, es decir, elevarse en la soberbia, pero se miran sus pies, es decir, la vileza de la carne, no se levantan en la soberbia, por lo que Boecio afirma:
"¿Qué hay más endeble que el hombre, que hasta la picadura de un mosquito lo mata?".


Además el pavo real tiene en su cola muchos ojos, y con esto nos indica la gran previsión que debemos ver el fin; pues Esopo dice:
"Lo que hagas hazlo con prudencia y mira el fin".

Libellus de natura animalium





18 comentarios:

zeltia dijo...

quitáchelo do texto ese medieval?

mariajesusparadela dijo...

Pobres pavos, triste destino.

Isabel Barceló Chico dijo...

El pavo real es también el símbolo de Juno - protectora del matrimonio - y el cristianismo lo adoptó como símbolo de eternidad. Cada cual que le de su lectura... Besitos, guapa.

Eastriver dijo...

El manto del pavo real tiene entidad literaria, esos ojos de la belleza que parecen mirarnos altivos... Tendría que mirar qué poetas se han ocupado de eso. Como siempre, llamas la atención sobre lo clásico, y nos lo sirves en casa. POr eso es tan agradable leerte, porque en una época de excesos, ser clásico es elegante y muy digno.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me resultó críptico, aunque de forma particular saco mis conclusiones.
Es terrible ser un pavo real en esta vida, está claro. Bueno, es terrible ser cualquier cosa, incluso sincero o valiente.
Bicos, querida Dilaida.

Txema dijo...

Y tan triste.

Bicos

RGAlmazán dijo...

Su belleza les condena. Bicos

Salud y República

Anna Jorba Ricart dijo...

No hay peor ciego que el que no quiere ver.
Dilaida, deseo que sigas bien.

emejota dijo...

La prudencia es buena cosa y el pavo asado también ;). Bico.

Juan Carlos dijo...

Me gustó mucho.
Salu2

Rita dijo...

Conozco muchos pavos reales. Feliz domingo
bicos

A nena do paraugas dijo...

Hai mito pavo real solto e moita pava que se deixa enganar polos fermosos ollos da súa cola!

Pero como di alguén por aquí, no fondo, pobres pavos! O seu destino non é moi gratificante!

Aldabra dijo...

en la naturaleza tenemos millones de lecciones para aprender.

o pero de todo son aqueles que se pavonean como si fosen pavos reais e tan só son patiños feos.

biquiños,

Aldabra dijo...

Na natureza temos moitas leciós por aprender.

O peor de todo son aqueles que se cren pavos reais e tan só son patiños feos.

biquiños,

Raposo dijo...

Na vida hai moitos pavos reais que o final pásalle o que as cabras, que acaban dando con cornos no cú!

Maripaz Brugos dijo...

Buena entrada como siempre, para pensar, con un mensaje claro...
Me he reido con Maria Jesus,jejeje ha dado en el clavo.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Que culpa tendrá el pavo real de tener esa cola, si le preguntáramos lo mismo preferiría ser un pavo normal, muchas veces envidiamos lo que no tenemos y despreciamos lo que tenemos cerca, pobres pavos y más pobres los hombres.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Dilaida:

La simple belleza física nos es un motivo para enorgullecerse, se debe complementar con verdaderos valores.

El pavo real parece que lo sabe y lo entiende.

Un abrazo.