martes, 29 de noviembre de 2011

O vello



Retrato dun vello agricultor, Van Gogh


No limiar da eternidade, Van Gogh


Aprendeu a escribir no servizo militar


a raia da súa sinatura


risca como unlla que suca o xeo


no parabrisas dun tractor.


Pono nervioso o teléfono,


ese estraño que entra sen chamar á porta,


con zapatos de cidade,


e que o can non cheira.


Falar fala moi pouco.


A vida comeulle as palabras


ao tempo que agrandaba as mans.


Esas mans cavaron pozos e sostiveron tellados.


Nesas circunstancias compre ter a boca ben pechada.


Pero nin sequera así é capaz de ver matar o porco,


a única carne que lle gusta, mellor se está torrada.


O viño ten que ser barato,


e entón, cando o bebe en longos grolos,


penso que lle axuda a tragar


unha historia que xamais contará.


Cando mira o lume das achas na cheminea,


vai nun tren que atravesa a neve.


Colleríao da man, porque é o meu pai,


pero abráiano tanto as mostras de agarimo


como o aire dun lobo.


Manuel Rivas, 1996




Versión en castelán


Aprendió a escribir en el servicio militar

la raya de su firma


rasca como uña que surca el hielo


en el parabrisas de un tractor.


Lo pone nervioso el teléfono,


ese extraño que entra sin llamar a la puerta,


con zapatos de ciudad,


y que el perro no huele.


Hablar habla muy poco.


La vida le comió las palabras


al tiempo que agrandaba las manos.


Esas manos cavaron pozos y sostuvieron tejados.


En esas circunstancias es necesario tener la boca bien cerrada.


Pero ni siquiera así es capaz de ver matar al cerdo,


la única carne que le gusta, mejor si está tostada.


El vino tiene que ser barato,


y entonces, cuando lo bebe en largos tragos,


pienso que le ayuda a tragar


una historia que jamás contará.


Cuando mira el fuego de las astillas en la chimenea,


va en un tren que atraviesa la nieve.


Lo cogería de la mano, porque es mi padre,


pero le asombran tanto las muestras de cariño


como el aire de un lobo.

Manuel Rivas, 1996

18 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Dulce, tierno y muy bonito el poema de Manuel Rivas y si son los cuadros que nos pones de Van Gogh..., que par de hermosuras. No puedo evitarlo: me gusta este pintor muchísimo. Todavía no he contemplado un cuadro suyo que me disguste.
Bicos.

Raposo dijo...

Fermoso e tenro o poema de Rivas, moi fermoso!!

L. de Guereñu Polán dijo...

Supoño que vello polo cansanzo da vida, pero non pola idade en que decidiu quitarse a vida. Un saúdo.

L. de Guereñu Polán dijo...

Como non teño donde poñer o meu comentario á primeira viñeta de Cstelao direi: pois mira como temos avanzado que ahora si se escriben en galego os recibos das contribucións...

Maripaz Brugos dijo...

Una belleza de poema.Van Gogh y su pintura le han añadido mas belleza si cabe.
Siempre e un placer visitarte.

RGAlmazán dijo...

Magnífica descripción, cariñosa y tierna. Con Van Gogh hace buen maridaje. ¡Grande Rivas! ¡Grande Van Gogh!
Bicos

Salud y República

Anna Jorba Ricart dijo...

Veo que has añadido música al blog, los cambios vienen siempre bien, hay que renovarse.
Las pinturas me encantan, una ilustración regalo a la vista y al arte bien hecho, que en combinación con este poema es una entrada muy agradable.
Un beso.

Felipe dijo...

¡Qué bien escribe Manuel Rivas!Me encanta su columna en el País.

Bicos

Aldabra dijo...

Buf, el poema me deja sin aliento, se me ha erizado el vello... Es tan dificil llegar a algunos corazones que escribirlo es la mejor opción.

Van Gogh es... tampoco hay palabras.

biquiños,

Encarni dijo...

Me ha resultadoo sobrecogedor, tanto las pinturas de Van Gogh, como el poema, me ha resultado incluso hasta profético, porque los tiempos que corren parecen ir en esa dirección.
No obstante la belleza es lo que nos hace sobrevivir al desencanto.

Un placer.

Un beso.

Isabel Barceló Chico dijo...

Estremecedora la dureza de la vida, la dificultad inmensa para los gestos de afecto. Un abrazo muy fuerte.

zeltia dijo...

conmovedor ó poema.- parece que retratase ao pai de moitos.

vexo que puxeches música no blog.
e hai unha cabecera nova, unha foto moi chula.

Merce dijo...

Si, fermoso o poema, queda unhos intres resoando docemente.

Van Gogh, foi dos pintores que mais me asombrou e dos que podo pasar certo tempo ollando cara as suas pinceladas.

Bicos a moreas!!!

Concha L. F. dijo...

Sempre grande, Manuel Rivas!
Canto me queda que aprender!

De Van Gogh xa non digo nada.

Bicos.

emejota dijo...

No se si disfruto más con las imágenes o los versos. Bico.

Chousa da Alcandra dijo...

Serei vello eu tamén por amosar nerviosismo polo ruxir de calquer teléfono?

RAFAEL H. LIZARAZO G. dijo...

Hola, Dilaida.

Desde enero hasta a diciembre
pasa el año y se termina,
pero mi vida es alegre
pues tu amistad la ilumina.

Un abrazo.

Rita dijo...

Hermoso poema. El segundo retrato siempre me ha impresionado, se adivina tanto...
bicos